Más de 500 personas aceptan a Jesús a través de llamadas telefónicas en medio de represión cristiana en Irán

El gobierno nacional considera la conversión de los musulmanes al cristianismo como una amenaza para su creencia, y por tal motivo son considerados como traidores que muchas veces son condenados con pena de muerte.

“Persecución es poner miedo en el corazón y la mente de alguien, para tratar de paralizarlos con miedo. El miedo es muy peligroso”, dijo un testigo protegido bajo el nombre de Nazanin para Mission Network News.

“Los funcionarios del gobierno odiaban a los cristianos con pasión”, agregó él recordando que hace unos años junto su esposa plantaron varias iglesias y poco tiempo después tuvieron que huir por causa de la fuerte persecución.

“Querían cerrar la iglesia y perseguir a los cristianos. Recuerdo que venían y aterrorizaban a la gente”, añadió.

Debido a su huida, hoy Nazanin es supervisor del centro de llamadas 24 horas de Heart4Iran, un ministerio cristiano que opera en el país a través de medios de comunicación como teléfonos celulares y la radio.

En este 2022 el ministerio ha logrado 515 confesiones de fe de nuevos creyentes que están en regiones circundantes al país y dentro de éste también; éstos son atendidos todas las 24 horas del día durante los 7 días de la semana y así poder ministrar a través de una llamada telefónica.

“Después de que cuelgan, reciben una grabación: ‘Llamaste y estás en peligro, te vamos a perseguir, te vamos a arrestar, te vamos a encontrar’ Los asustan para que no nos vuelvan a llamar”, contó él sobre la presión iraní sobre los nuevos creyentes.

El cristiano pidió a todos los que tienen acceso a esta información que puedan orar por ellos y que al centro de llamadas puedan llegar cada vez más personas para que el miedo se vencido por el poder de la fe en Dios.