MARAVILLOSO: 100 niños de padres en prisión conocieron el amor de Dios a través de campamento deportivo

100 niños escucharon el mensaje de Cristo cargado de amistades, deportes y diversión como parte de un campamento de los Baltimore Ravens y patrocinado por Prison Fellowship, con la misión de bendecir la vida de los pequeños que tienen padres en la cárcel.

El ministerio de prisiones más grande del país se asoció con el equipo de la NFL y las iglesias locales para llevar el evangelio a los hijos de padres encarcelados durante el campamento de un día.

Asociado con la NFL, ese ministerio es uno de los más grandes a nivel de predicación en las cárceles, asimismo estuvo trabajando en conjunto con iglesias locales y así poder llevar el mensaje de salvación a los pequeños que atraviesan una situación como ésta.

“Qué vida han tenido con toda la conmoción, todo el caos, toda la angustia. Solo quieres tener ese cambio para ellos. Sabes que Dios está allí y que Él puede hacer eso. Y sabes que pueden ser lo que quieran ser si pueden tener eso en su cabeza y su corazón», dijo uno de los coordinadores del campamento.

La misión de Prison Fellowship, iniciada por Chuck Colson es «ver a todos los afectados por el crimen reconciliados con Dios, sus familias y sus comunidades», ya que los niños son más vulnerables en situaciones como éstas.

El Instituto Nacional de Correcciones, indicó que más de 2 millones de niños que viven en Estados Unidos tienen a su padre en la cárcel, por lo que son más propensos a agresiones, depresión y consumo de drogas, además de ser muy susceptibles a estar encarcelados en un futuro.

En diferentes partes del país, el ministerio realiza los campamentos deportivos de Angel Tree Sports unas dos o tres veces por mes, dándole la oportunidad a los niños que practicar futbol, patinaje sobre hielo, beisbol, baloncesto, porrismo y bolos también.

«Todos estos niños han sido puestos en situaciones difíciles y no por su propia elección», dijo a Schuyler Shanen, administrador principal del programa del campamento deportivo en Prison Fellowship y Angel Tree para CBN News.

«Sabemos que el hecho de que te pongan en una situación difícil no significa que tengas que quedarte allí. Nos encanta que tengan la oportunidad de conocer a sus héroes, ya sean jugadores profesionales de fútbol o jugar donde juegan los jugadores, como las instalaciones de los Ravens», añadió.

Para esta oportunidad, fue la primera vez que podían desarrollar sus actividades en las instalaciones de práctica de los Ravens Owings Mills, en Maryland, dentro de un lugar conocido en el deporte como “El Castillo”.

Mientras practicaron deportes, también recibieron una palabra de amor y esperanza de parte de Dios a través del Evangelio.

«Es mucho más que el deporte. Se trata de las conexiones y la comunidad y saber que tienes gente de tu lado», explicó Shanen.

Asimismo, fueron dotados con una mochila que tenía en ella un par de zapatos deportivas, una pelota de futbol, una Biblia según su edad y mucho más importante, la visión clara de que Dios como Padre los ama y que a través de Él hay esperanza y futuro para ellos.

«Yo mismo soy un niño cuyo padre fue encarcelado cuando era niño. Los deportes fueron realmente una vía para mí para tener hombres que pudieran decirme la verdad y la vida mientras me desafían. Así que sé que estos niños tienen hombres y mujeres allí que los alentarán, animarán y estarán allí para apoyarlos», contó Shanen.

«Realmente puede cambiar la trayectoria de la vida de un niño pequeño», agregó.

«Espero que el próximo año puedan venir más niños al campamento», compartió un niño sobre su experiencia con Angel Tree. «Este lugar es asombroso. Los consejeros realmente se preocupan. Quieren que tengamos una relación con Dios… Gracias, Señor», finalizó.