¿La guerra nuclear de Biden y Putin es el Armagedón? Esto aclaró el pastor Greg Laurie

Las declaraciones de Joe Biden y Vladimir Putin con respecto a una guerra nuclear es un tema de preocupación mundial, incluso para los creyentes, aun así un pastor aclaró si realmente debería existir tal preocupación a tal punto de comparársele con el “Armagedón” o el fin de los tiempos.

Según Greg Laurie, pastor y líder de Harvest Christian Fellowship, expresó que la mayoría de los titulares que surgen luego de imaginarse un posible choque nuclear es medicamento anti radiación, bunkers y hasta el fin del mundo, pero aun si ocurriera tal evento ese no sería el fin.

«El riesgo de un ‘Armagedón’ nuclear está en su nivel más alto desde la Crisis de los Misiles Cubanos de 1962, mientras los funcionarios rusos hablan de la posibilidad de usar armas nucleares tácticas después de sufrir reveses masivos en la invasión de Ucrania de ocho meses», dijo Laurie sobre sus propias experiencias sobre ataques de bomba atómica cuando era un niño, lo que nunca ocurrió tras 60 años.

“Cada vez que un líder mundial, por no hablar de un presidente de EE. UU., usa la palabra ‘Armagedón’, nos damos cuenta”, dice Laurie.

“El presidente estadounidense continuó diciendo que no hemos enfrentado la perspectiva del Armagedón desde Kennedy y la Crisis de los Misiles en Cuba. Sugirió que la amenaza de Putin es real «porque sus fuerzas armadas están, se podría decir, con un rendimiento significativamente inferior», continuó.

Aunado a eso, destacó que “Estados Unidos acaba de gastar 290 millones de dólares en medicamentos anti radiación” y que el presidente ruso declaró estar dentro de un búnker, lo que aviva el temor de una supuesta guerra con componentes nucleares.

“Los líderes mundiales se están tomando esto en serio. Nosotros también deberíamos. Pero, ¿es esto potencialmente Armagedón? La respuesta corta: no”, aseguró el pastor.

En ese mismo orden explicó que para los cristianos es muy distinto el significado de tal palabra debido a que ésta representa, ya que es la descripción de “la batalla apocalíptica que la humanidad enfrentará algún día”.

Asimismo, dijo que la misma palabra predice el lugar en donde comenzará, “El origen de la palabra es hebreo Har-Magedone, es hebreo, que significa ‘Monte Meggido’, el lugar donde se predice la batalla”.

“Los cristianos deben entender que esto no puede ser un Armagedón bíblico, pase lo que pase con las amenazas de Putin. Esta es una serie específica de batallas peleadas al final de lo que la Biblia llama ‘el período de la gran tribulación’ que durará siete años. Se abre con el surgimiento del Anticristo y termina con el regreso de Jesucristo”, explicó.

De igual forma instó a orar para que un choque nuclear no suceda, y planteó tal situación y cómo reaccionarían las personas, una ocasión perfecta para que el Evangelio sea difundido con mucha más fuerza.

“Hace dos mil años, Jesucristo, el mismo Hijo de Dios, vino a nuestro planeta y murió en la cruz por todos nuestros pecados. Allí, colgando de esa cruz, cargó con todos los pecados del mundo, incluidos los tuyos, y murió en su lugar. Luego, tres días después, Jesús resucitó. La muerte murió cuando Cristo resucitó”, dijo.

“Si nos alejamos de nuestros pecados y creemos en Él, podemos saber que pasaremos la otra vida en el cielo. Con este conocimiento, estamos preparados para dar la misma respuesta esperanzadora a otra persona”, añadió.

Finalizó su mensaje diciendo que no se puede escapar de las realidades de la vida y la muerte, y que ora para que los líderes de su país puedan detener todo conflicto y así todos puedan reflexionar sobre “donde pasaremos la eternidad”.