Israel cumple palabra de Isaías 49 siendo vista como «luz para las naciones» desde el espacio

Una curiosa y a la vez sorprendente imagen mostró como Israel se ha convertido en “luz para las naciones” con una de sus invenciones en su estación de energía solar.

La imagen captada y compartida por Samantha Cristoforetti, astronauta de la Agencia Espacial Europea, dio a conocer como una de las torres de la planta solar de Israel brilla y destaca con gran intensidad desde el espacio estando en el desierto de Negev.

Este avistamiento fue logrado en un pase diurno sobre Medio Oriente desde la Estación Espacial Internacional, en donde se observó el alcance que tiene la estación de Energía Solar Ashalim, la cual fue construida en 2019 y tiene unos 260 metros de altura, siendo la segunda más alta en todo el mundo.

La planta solar es considerada como una de las más grandes en todo el mundo, la cual tiene en su haber unos 50.000 helióstatos, que son unos espejos controlados por ordenador y los cuales recogen toda la luz solar posible.

Dichos espejos siguen la luz del sol, la cual es reflejada por una caldera en la parte superior de la torre que produce el calor que impulsa una turbina generadora de energía renovable.

La apariencia de la torre es muy simple pero su capacidad de absorción de energía es realmente impresionante, la cual genera energía para unos 70.000 hogares y de la cual se cree que beneficia a una ciudad entera gracias a su potente sistema de extracción de energía.

Es la altura y fuerza brillante de la torre que le ha hecho destacarse desde el espacio y siendo “luz” entre el agua y la tierra de muchas naciones.

isaias 49

49 Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. Jehová me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria. Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba; y me dijo: Mi siervo eres, oh Israel, porque en ti me gloriaré. Pero yo dije: Por demás he trabajado, en vano y sin provecho he consumido mis fuerzas; pero mi causa está delante de Jehová, y mi recompensa con mi Dios.