Gobierno en China impide que las iglesias cristianas ayuden a rescatar víctimas del reciente terremoto

Después de que el terremoto de 6.8 haya dejado un gran panorama de catástrofe en China, las autoridades del país han limitado la participación de las iglesias cristianas dentro del cuerpo de voluntarios que está ayudando a buscar a los desaparecidos.

El pasado lunes el suroeste de China sufrió un terrible terremoto de 6.8 de magnitud, el cual ha dejado a muchas personas sin hogar, decenas de fallecidos y una gran cantidad de personas desaparecidas; dicho movimiento se sintió en al menos 3 provincias cercanas a Sichuan.

La zona que está conformada por montañas principalmente ahora está expuesta a continuos deslaves aunados a las réplicas del terremoto, debido a que la región sufre constantemente este tipo de sucesos pero no con tan tanta intensidad.

“Las casas se vieron gravemente afectadas y las líneas telefónicas se interrumpieron en algunos lugares”, dijo el canal chino CCTV.

Debido al estado de calamidad en el que ha sumergido esa parte de la nación asiática, en donde muchos están refugiándose en carpas en las calles, muchos han sido los voluntarios que se han presentado para servir y ayudar a los distintos cuerpos de rescate para traer sanos y salvos a las personas atrapadas en los escombros, uno de ellos han sido las iglesias cristianas domésticas, a quienes se les han negado participar.

Según un informe de Open Doors, todas las iglesias domésticas y personas pertenecientes a ellas han sido limitadas de poder ayudar a las labores de rescate debido a la persecución cristiana dentro del país por parte de las autoridades.

El motivo que más se maneja y el que han dicho las autoridades es que esas iglesias no están registradas oficialmente con el gobierno, ya que prácticamente todas aquellas que no estén aprobadas bajo la doctrina comunista del país no existen para sus autoridades y son perseguidas cruelmente.

“Los cristianos de las iglesias domésticas no tienen derecho legal a participar en misiones de socorro. Dado el estricto control que hay en el país por la pandemia, ellos están en riesgo cuando se ofrecen como voluntarios”, explicó Xiu, un socio local de Open Doors.

“Por otro lado, el departamento de servicios sociales del Consejo de Cristianos en China (CCC) y el Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías (TSPM) lograron registrarse como iglesias y enviaron una carta pidiendo oraciones por las víctimas y el incidente”, continuó.

“Las iglesias están intercediendo por los equipos de rescate, las personas afectadas en la región y el progreso en la búsqueda de víctimas”, agregó.

Alrededor de 6.500 personas han sido movilizadas para los equipos de rescate, en los que se ha podido ver como hasta con las manos sacan a los atrapados bajo los escombros, además de que unas 50.000 personas se han quedado sin hogar y están lidiando con nuevos brotes de Covid.

Algunas de las peticiones de oración que ha dado Open Doors por nuestros hermanos incluyen decisiones correctas de las autoridades para mitigar los daños, bendecir a los rescatistas, protección para los cristianos, consuelo y paz del Espíritu Santo para quienes tienen familiares desaparecidos.