Bennett: Haremos lo que sea necesario para neutralizar la amenaza de Irán

0
60

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett dijo en una entrevista al periódico británico Times publicada este domingo que Irán se encuentra actualmente en el punto más avanzado de la capacidad de enriquecer uranio.

“Estamos en una guerra fría con Irán. Durante los últimos 30 años, Irán se ha posicionado a nuestro alrededor para distraernos”, destacó Bennett, de acuerdo a la emisora pública israelí Kan.

Señaló que el “fuerte crecimiento [económico] de Israel, más allá de aumentar la prosperidad de los israelíes, nos ha permitido invertir masivamente en el fortalecimiento de nuestras capacidades militares, tanto ofensivas como defensivas”.

Estimó que con una combinación de capacidad militar significativa, presión diplomática y económica, tanto de Israel como de Estados Unidos y otras potencias, “Irán disminuirá el ritmo y luego se detendrá”.

“Haremos lo que sea necesario para neutralizar esta amenaza. Usaremos todo nuestro poder, innovación, tecnología y economía para estar unos pasos por delante de ellos”, dijo el primer ministro.

Recientemente, Israel aprobó un presupuesto de 5,000 millones de shekels (1,500 millones de dólares) para un posible ataque contra instalaciones nucleares de Irán.

El presupuesto incluye fondos para la adquisición de varios tipos de aviones de combate, drones para recolectar inteligencia y armamento único necesario para un ataque de este tipo, que tendría que dirigirse a sitios subterráneos altamente protegidos.

Mientras tanto, la Fuerza Aérea de Estados Unidos anunció que completó con éxito la prueba de su nueva bomba antibunker GBU-72 Advanced 5K Penetrator. La bomba de 5,000 libras (dos toneladas) podría utilizarse para atacar las instalaciones nucleares de Irán.

Los comentarios de Bennett se producen previo a la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático en Glasgow, Escocia. En el marco de la cumbre internacional, el primer ministro tiene previsto reunirse con su homólogo del Reino Unido, Boris Johnson, y el presidente francés, Emmanuel Macron, cuyos países son parte del Plan de Acción Integral Conjunto de 2015 y participan en las negociaciones para reactivar el acuerdo con Irán, que restringe su enriquecimiento de uranio.

Johnson, Macron, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente estadounidense Joe Biden publicaron el sábado una declaración conjunta desde el G-20 en Roma expresando su “determinación de garantizar que Irán nunca pueda desarrollar o adquirir un arma nuclear”.

También expresaron su preocupación de que Teherán “haya acelerado el ritmo de los pasos nucleares provocadores”, después de detener las negociaciones para retornar al acuerdo nuclear.

“Estas acciones son más alarmantes ante la disminución simultánea de la cooperación y la transparencia de Irán con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)”, dijeron.

Coincidieron en que el “continuo avance nuclear de Irán, aunado a los obstáculos al OIEA pondrán en peligro la posibilidad de volver al JCPOA”.

Biden mantuvo que llevará a EE.UU. al pleno cumplimiento del JCPOA mientras Irán haga lo mismo.

“La situación actual subraya la importancia de una solución negociada para el regreso de Irán y de Estados Unidos al pleno cumplimiento del JCPOA que proporcione la base para un compromiso diplomático continuado a fin de resolver los puntos de discordia restantes”.

Israel considera que el JCPOA no limita suficientemente el programa nuclear de Irán, ni se aplica a otras acciones malignas de Irán en la región, como sus apoderados y su programa de misiles balísticos.