Los incendios forestales arrasan en el Lejano Oriente ruso, una de la región mas fría del Planeta

0
291

La tristemente célebre Carretera de los Huesos, en el Lejano Oriente ruso, ha quedado cortada por unos incendios forestales infernales, ya que los bosques que bordean la famosa y peligrosa ruta arden bajo el calor del verano. Aproximadamente 40 kilómetros de la carretera son inaccesibles.

Imágenes y vídeos publicados en Internet muestran cómo la carretera está cubierta por las llamas, y el humo provoca una visibilidad muy limitada. A principios de la semana, las autoridades locales revelaron que iban a inducir artificialmente la lluvia para luchar contra los incendios forestales. Se informó de que ardían unas 69.000 hectáreas de terreno salvaje.

Construida durante la época soviética, la Carretera de los Huesos se construyó utilizando mano de obra forzada del Gulag, y su construcción causó la muerte de miles de prisioneros. Es la única carretera que conecta gran parte de la región. El tramo envuelto en llamas se encuentra en el distrito de Tattinsky, en Yakutia, a cinco horas en coche al este de la capital de la región, Yakutsk.

Yakutia está situada en el extremo norte de Rusia, a unos 5.000 km de Moscú. La región es famosa por sus temperaturas extremadamente frías y alberga el asentamiento habitado permanentemente más frío del mundo, Oymyakon. El pueblo, con unos 500 habitantes, desciende regularmente por debajo de los 40 grados centígrados en invierno.

Sin embargo, en los últimos tiempos, el clima de Yakutia ha saltado a los titulares por su calor extremo. En junio del año pasado, la región registró la temperatura más alta de la historia dentro del círculo polar ártico, con un termómetro que alcanzó unos abrasadores 38C (más de 100F). Al mismo tiempo, ardieron más de un millón de hectáreas de bosque siberiano.

El invierno pasado, un joven de 18 años fue encontrado muerto en su coche después de tomar un desvío equivocado en la Carretera de los Huesos y quedar atrapado a temperaturas de -50C. El radiador del vehículo estaba roto. El acompañante del adolescente, otro hombre, sobrevivió. Los dos adolescentes salieron en coche de Yakutsk a Magadan el 28 de noviembre y no fueron encontrados hasta el 5 de diciembre.