ONU pide a Israel que frene sus construcciones en Judea y Samaria

0
186

La ONU acusó el jueves a Israel de violar flagrantemente el derecho internacional al promover proyectos de construcción en Judea y Samaria (Cisjordania) y Jerusalén Este e instaron a su nuevo gobierno a detener dicha construcción de inmediato.

El secretario general de la ONU, Antonio Gutérres, y el enviado de la ONU para Medio Oriente, Tor Wennesland, informaron sobre la implementación de una resolución del Consejo de Seguridad de 2016 que declaraba que los asentamientos “no tienen validez legal”, informó The Times of Israel.. Esta exigió el cese de la construcción en Judea y Samaria y Jerusalén Este.

Wennesland dijo en una sesión informativa al Consejo sobre el informe de 12 páginas de Gutérres que estaba “profundamente preocupado” por la aprobación de Israel de un plan para agregar 540 unidades de vivienda al vecindario de Har Homa en Jerusalén Este.

Los palestinos reclaman Jerusalén Este, que Israel capturó de Jordania en la guerra de los Seis Días de 1967, como la capital de un Estado futuro. Israel sostiene que toda la ciudad es su capital indivisa.

“Vuelvo a subrayar, en términos inequívocos, que los asentamientos israelíes constituyen una flagrante violación de las resoluciones de las Naciones Unidas y del derecho internacional”, dijo el enviado de la ONU. “Son un gran obstáculo para el logro de una solución de 2 Estados y una paz justa, duradera y completa”.

El avance de todas las actividades de asentamiento debe cesar de inmediato”, dijo Wennesland.

Tanto Gutérres como Wennesland también pidieron a las autoridades israelíes que pongan fin a la demolición de viviendas y otras propiedades palestinas y al desplazamiento de palestinos, otro punto crítico, “y que aprueben planes que permitan a estas comunidades construir legalmente y abordar sus necesidades de desarrollo”.

La resolución de diciembre de 2016, en la que EE. UU. se abstuvo en las últimas semanas de la administración Obama, también pidió medidas inmediatas para prevenir todos los actos de violencia contra civiles e instó tanto a Israel como a los palestinos a actuar con moderación y abstenerse de acciones de provocación, incitación y retórica inflamatoria.

También pidió a todas las partes que inicien negociaciones sobre cuestiones relativas al estatuto definitivo e instó a intensificar los esfuerzos diplomáticos internacionales y regionales para ayudar a poner fin al conflicto israelo-palestino de décadas de antigüedad y lograr una solución de 2 Estados en la que israelíes y palestinos puedan vivir uno al lado del otro en paz.

Gutérres y Wennesland dejaron en claro que más de 4 años después de la aprobación de la resolución, ninguno de estos llamados ha sido atendido.

Wennesland dijo que el período comprendido entre marzo y junio cubierto en el informe “fue testigo de un aumento alarmante en el nivel de violencia entre israelíes y palestinos, incluidas las hostilidades entre Israel y las facciones en Gaza a una escala e intensidad no vistas en años”.

Dijo que el cese de hostilidades después del conflicto militar de 11 días en Gaza el mes pasado “sigue siendo muy frágil”, y agregó que la ONU está trabajando en estrecha colaboración con Israel, los palestinos y socios, incluido Egipto “para solidificar un alto el fuego, permitir la entrada de urgentes asistencia humanitaria y estabilizar la situación en Gaza”.

Israel ha dicho que no tolerará ni siquiera ataques relativamente menores desde Gaza, que está gobernado por el grupo terrorista Hamás, incluido el lanzamiento de globos incendiarios, que desencadenaron ataques aéreos israelíes la semana pasada.

“Insto a todas las partes a que se abstengan de tomar medidas y provocaciones unilaterales, tomar medidas para reducir las tensiones y permitir que estos esfuerzos tengan éxito”, dijo Wennesland al consejo.

“Todos deben hacer su parte para facilitar las discusiones en curso para estabilizar la situación sobre el terreno y evitar otra escalada devastadora en Gaza“.

Hizo un llamado a todas las facciones palestinas “para hacer serios esfuerzos para asegurar la reunificación de Gaza y Cisjordania bajo un gobierno nacional único, legítimo y democrático”, diciendo que Gaza debe seguir siendo parte de un Estado palestino y una solución de 2 Estados.

Durante el período de informe de marzo a junio, Gutérres dijo que 295 palestinos, incluidas 42 mujeres y 73 niños, fueron asesinados por las fuerzas de seguridad israelíes y 10,149 resultaron heridos durante manifestaciones, enfrentamientos, operaciones de búsqueda y arresto, ataques aéreos, bombardeos y otros incidentes en Gaza, Judea y Samaria y Jerusalén Este.

El jefe de la ONU dijo que 90 miembros de las fuerzas de seguridad israelíes y 857 civiles israelíes resultaron heridos por palestinos durante el mismo período en enfrentamientos, incidentes en los que se lanzaron piedras y bombas incendiarias, se dispararon cohetes y morteros y otros incidentes.