La elección de Irán del nuevo “verdugo de Teherán” debería ser una advertencia global, dice Israel

0
124

El nuevo presidente de Irán ya ha condenado a muerte a miles de personas.

Ebrahim Raisi, un juez intransigente, fue elegido nuevo presidente de Irán, según los resultados de las votaciones anunciadas este sábado (19).

Raisi se ganó el apodo de «el verdugo de Teherán» por ser parte de los infames comités de muerte de los años 80 como fiscal, y su victoria envía una señal aterradora al mundo, especialmente a Israel.

Según el experto iraní, Thamar Elam Gidin, de la Universidad de Haifa, las elecciones en Irán no fueron democráticas, Raisi fue presuntamente empujado por otras fuerzas para convertirse en presidente.

«Fue miembro de los comités de muerte en la década de 1980. Condenó a muerte a miles de personas y orquestó los asesinatos en masa de 1988, cuyos muertos fueron enterrados en fosas comunes sin identificación», reveló Gidin.

Aunque Raisi nunca lo ha comentado, es notable que rara vez abandona su país por temor a represalias internacionales.

También se desempeñó durante dos años como presidente de la Corte Suprema de Irán y abusó de su autoridad, ordenando la primera ejecución en décadas de un hombre por beber alcohol.

El gobierno de Estados Unidos impuso sanciones a Raisi en 2019, exigiendo que Amnistía Internacional lo acusara de crímenes de lesa humanidad.

Israel se prepara para luchar contra el programa nuclear de Irán

Después de la noticia, Naftali Bennett, primer ministro de Israel, dijo en Jerusalén que espera que el resultado de la elección de Irán abra los ojos del mundo para ver qué es realmente el país.

Incluso advirtió contra el acuerdo nuclear que las potencias mundiales están negociando con Irán y espera que el tratado no se cumpla.

“Estos tipos son asesinos. Nunca se debe permitir que un régimen de verdugos brutales tenga armas de destrucción masiva que le permitan no matar a miles, sino a millones”, agregó.

Un funcionario de seguridad israelí le dijo al Canal 12 que el país no tenía más remedio que prepararse para futuros ataques al programa nuclear de Irán.

Durante su campaña, Raisi apoyó el restablecimiento del acuerdo nuclear, que afloja las restricciones estadounidenses que han estado dañando la economía de Irán durante años.

“Nuestra política exterior no se limitará al acuerdo nuclear, no vincularemos los intereses del pueblo iraní al acuerdo nuclear. Tendremos interacción con el mundo”, propuso Raisi, en Teherán.