Bennett a Netanyahu: Deja a Israel seguir adelante

0
100

El nuevo primer ministro de Israel, Naftali Bennett, jefe del partido Yamina, pidió este domingo al primer ministro Benjamín Netanyahu que desista en sus intentos por hacer colapsar la nueva coalición de gobierno en el Estado judío.

“Dentro de algunos días, con ayuda de Dios, jurará el cargo un nuevo gobierno [en Israel]”, expresó Bennett al inicio de un mensaje en horario estelar. “Esto no es una catástrofe, ni una tragedia: es un cambio de gobierno. Un evento normal y obvio en todo país democrático”.

“El sistema político en Israel no es monárquico. Nadie tiene un monopolio sobre el poder”, enfatizó Bennett, insistiendo en la naturalidad de los cambios de gobierno en las naciones democráticas.

Bennett manifestó estas palabras luego de una reunión que sostuvo este día con los demás líderes de la nueva coalición de gobierno y aseguró que “existe un buen espíritu entre todos y principalmente una voluntad comenzar a trabajar lo más pronto posible”.

“Vamos a trabajar para no decepcionarlos. Para que sientan que quien esté allá en Jerusalén [en la Oficina del Primer Ministro de Israel] se preocupa por ustedes, que los ministros se preocupan por ustedes, no por sí mismos, sino por ustedes”, prometió.

En alusión a las recientes manifestaciones por simpatizantes de derecha en contra de la nueva coalición de gobierno, que han llevado consigo incluso graves amenazas contra políticos del propio campo político, Bennett pidió poner un freno.

“Por un lado está la crítica legítima”, dijo Bennett, aceptando que las oposiciones y posturas contrarias en la política deben ser aceptadas sin chistar, “pero por el otro lado están las conductas preocupantes”.

En el marco de estos episodios, Bennett lamentó las amenazas en contra de legisladores de su partido y de Tikvá Jadashá, ambos de la derecha y aseguró que el único fin de estas acciones es hacer que estos colegas suyos, presionados, den un revés y echen a tierra la nueva coalición de gobierno.

En respuesta a los llamados hechos por Netanyahu hacia los legisladores de derecha de la coalición para que deserten y colapsen al nuevo gobierno, Bennett expresó: “Hago un llamado desde aquí al señor Netanyahu: desista, deja al país seguir adelante”.

Bennett acusó a Netanyahu de mentir sobre sus afirmaciones de que nunca habría pactado un gobierno con el partido islamista Ra’am y aseguró que “no vendió el Néguev” a este partido, como el mandatario también ha sostenido en sus ataques a su virtual sucesor.

“La verdad es que fue Netanyahu quien vendió el Néguev por 12 años de su gobierno”, reviró, acusándolo de descuidar esta región del sur de Israel.

Sobre las acusaciones constantes de Netanyahu contra la coalición de Lapid y Bennett, a la que acusa de ser un potencial “peligroso gobierno de izquierda”, Bennett también lo acusó de mentir a los israelíes.

“Un gobierno en el que yo me encuentro a la cabeza, un hombre de derecha que usa Kipá, salido del sionismo religioso. Un gobierno con una mayoría de centro derecha tanto en el gabinete y en otros foros, no es un gobierno de izquierda”, señaló entre risas.

En un segundo llamado al mandatario, Bennett expresó: “Señor Netanyahu, no deje desolación detrás de sí. Todos, todo el pueblo de Israel, queremos recordar lo bueno, lo muy bueno que hizo, y no, esperemos, un mal espíritu que quede con su partida”.

En palabras hacia los electores que votaron por su partido y que podrían estar decepcionados por esta nueva coalición de gobierno, Bennett dijo comprenderlos, pero afirmó que hizo todo por el bien del país y dijo esperar que a futuro reconsideren que fue un paso adecuado por su parte.

Al concluir su mensaje, Bennett urgió al presidente de la Knéset, Yariv Levin, a que convoque para el miércoles la sesión del pleno para la aprobación del nuevo gobierno y su respectiva investidura.

“Juraste lealtad al país, no a una persona en específico”, dijo Bennett dirigiéndose a Levin, asegurando que lo mejor para el país será la instauración lo más pronto posible de la nueva administración.

Se tiene previsto que mañana Levin notifique formalmente a la Knéset sobre la coalición de gobierno liderada por Lapid y Bennett para en consecuencia fijar la fecha en la que el pleno votará la aprobación del nuevo gobierno.

Netanyahu, hablando con la cadena de televisión israelí de derecha Canal 20 después de los comentarios de Bennett, lo llamó “un mentiroso habitual”. Dijo que el gobierno emergente era “más peligroso que [el plan de] la desconexión [de Gaza] de 2005 y los [Acuerdos de] Oslo“.

El mandatario acusó a Bennett de participar en “una venta de liquidación del país”. También afirmó que “no queríamos que Ra’am estuviera con nosotros en ningún momento”, y llamó al partido “partidarios del terrorismo”.

Una vez más afirmó que Bennett le había dado concesiones al jefe de Ra’am, Mansour Abbas, “que nunca hubiéramos dado”.