Infección del ‘hongo negro’ hace su aparición en América Latina: detectan caso en paciente con COVID

0
59

No es posible determinar si se trata del primer caso pues la infección no se reporta como un hecho exclusivo en pacientes con SARS-CoV-2.

En América Latina se detectó un caso de mucormicosis, conocida como infección del ‘hongo negro’, la cual hasta hace unos día solo se había reportado en la India.

Se trata de un paciente de 50 años que radica en Uruguay y quien tras diez días de contagiarse por COVID-19, presentó necrosis, es decir, muerte del tejido, en las zonas mucosas. Al realizarle una prueba de laboratorio le fue diagnosticada la enfermedad del hongo negro.

De acuerdo con el infectólogo Henry Albornoz, quien fue el encargado de atender el caso, aún no es posible precisar si se trata del primer caso en Uruguay, pues señaló que la mucormicosis no se reporta como un hecho exclusivo entre los pacientes con COVID-19, según informó El País.

“Lo importante no es la identificación de un caso, sino la advertencia de que el desgaste inmunitario que causa el COVID-19 puede dejar terreno fértil para otras infecciones”, dijo Albornoz en la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la República.

El pasado 24 de mayo en la India se declaró a la mucormicosis como una epidemia, pues de acuerdo con el ministro federal de la India, Sadananda Gowda, se han registrado alrededor de 9 mil casos de mucormicosis.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la mucormicosis es una infección fúngica grave causada por un grupo de mohos llamados mucormicetos, los cuales se encuentran en todo el medio ambiente.

La mucormicosis afecta principalmente a personas que tienen problemas de salud o que toman medicamentos que reducen la capacidad del cuerpo para combatir los gérmenes y las enfermedades.

Los CDC también indican que esta infección afecta con mayor frecuencia a las fosas nasales y a los pulmones después de inhalar esporas de hongos del aire. También puede presentarse en la piel después de un corte, quemadura u otro tipo de lesión cutánea.

Esta infección debe tratarse con medicamentos antimicóticos recetados, generalmente anfotericina B, posaconazol o isavuconazol.