Israel ataca casa del líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar

0
149

Los grupos terroristas palestinos de Gaza dispararon una intensa oleada de cohetes contra el centro y el sur de Israel durante la medianoche del sábado, provocando fuertes ataques aéreos de las FDI, que también tuvieron como objetivo la casa del líder de Hamás en el sur de la Franja de Gaza, informó The Times of Israel.

Hamás lanzó 55 cohetes contra el centro del país y la zona metropolitana de Tel Aviv, el Aeropuerto Ben-Gurión y el área de Judea y Samaria. También se dispararon proyectiles contra Beer Sheva, Ashdod Ashkelón y los alrededores.

Sin dar a conocer las cifras exactas, el portavoz de las FDI, Hidai Zilberman, indicó que el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro interceptó un gran porcentaje de los cohetes dirigidos al centro de Israel.

No se registraron heridos, salvo 10 personas que corrieron hacia los refugios antibombas. La metralla de los cohetes interceptados por el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro alcanzó varias ciudades, entre ellas Ashdod, Gan Yavne y Ramle.

Poco después, los medios de comunicación palestinos informaron de intensos ataques israelíes en toda la Franja de Gaza.

Aviones de la Fuerza Aérea de Israel bombardearon la casa del líder de Hamás, Yahya Sinwar en Jan Yunis, y la de su hermano Muhammad, responsable de los recursos humanos del grupo terrorista en Gaza.

Las FDI indicaron que las viviendas fueron utilizadas para realizar actividades terroristas. Los edificios no parecían estar ocupados en el momento de los ataques.

Además, el ejército realizó un ataque a gran escala contra la extensa red de túneles subterráneos de Hamás en el enclave palestino, continuando la campaña que comenzó el jueves por la noche con un ataque masivo contra la infraestructura subterránea en el norte de Gaza.

“Como parte de la segunda etapa de ataques adicionales contra el ‘metro’ de Hamás, unos 30 objetivos fueron atacados por aviones de combate utilizando aproximadamente 100 armas guiadas de precisión”, dijo a los periodistas el portavoz de las FDI, Hidai Zilberman.

Las imágenes difundidas por residentes y periodistas muestran que los ataques aéreos contra el sistema de túneles de Hamás crearon un gran cráter que bloqueó una de las principales carreteras que llevan a Shifa, el mayor hospital de la Franja.

Zilberman señaló que el ejército atacó varios depósitos de armas y 45 lanzacohetes de mediano y largo alcance así como las casas y oficinas de varios altos dirigentes terroristas.

Según el Ministerio de Salud, dirigido por Hamás, dos palestinos murieron y 25 resultaron heridos en los ataques que se prolongaron hasta la madrugada.

Los terroristas palestinos de Gaza han disparado más de 3000 cohetes contra Israel desde el inicio de los combates el lunes, según las Fuerzas de Defensa de Israel. Diez israelíes, entre ellos un niño de 5 años, han muerto por el lanzamiento de cohetes, y cientos han resultado heridos.

Un hombre de 55 años murió el sábado por la tarde en la ciudad de Ramat Gan por un cohete que perforó la puerta de su casa. Según el Canal 12, el hombre no tenía un refugio doméstico y no logró llegar a un área protegida.

Un cohete hizo impacto en un área abierta en la ciudad central de Rishón Lezión, así como en la ciudad árabe de Taibe, al noreste de Tel Aviv. No se informó de víctimas en esas localidades.

Unas dos horas después, las Fuerzas de Defensa de Israel advirtieron a los ocupantes de la torre de Al Jala, en Gaza, utilizada por las organizaciones internacionales de noticias, que iba a ser destruida. Tras derribar la estructura, las FDI dijeron que el edificio albergaba “activos militares” utilizados por el ala de inteligencia militar de Hamás.

Las FDI acusaron al grupo terrorista de esconderse detrás de las oficinas de los medios de prensa y utilizarlas como escudos humanos.

“El grupo terrorista Hamás sitúa intencionadamente sus activos militares en el corazón de la población civil de la Franja de Gaza”, indicó el ejército y agregó que advirtió a los inquilinos antes del ataque.

El ataque suscitó fuertes críticas y incluso por parte de aliados de Israel, como el presidente de EE.UU., Joe Biden y el senador Bob Menéndez, uno de los más firmes defensores de Jerusalén en el Partido Demócrata.

Zilberman rechazó las críticas, afirmando que el ataque está justificado ya que el edificio albergaba las oficinas de Hamás y de la Yihad Islámica Palestina y es un elemento disuasorio contra futuros intentos del grupo terrorista de ocultar sus operaciones tras los medios de comunicación.

En respuesta al derribo de la torre, Abu Obeida, el portavoz del ala militar de Hamás, amenazó con atacar Tel Aviv y el centro del país, cumpliendo después la amenaza.

Hamás dijo que los disparos de cohetes hacia el centro del país durante todo el sábado fueronen respuesta a la muerte de una familia palestina de 10 personas en Gaza durante la noche, de las cuales ocho eran niños.

El ejército israelí indicó que altos cargos de Hamás estaban reunidos en el edificio en ese momento, y que no estaba claro cuántos de ellos estaban entre los muertos.

El portavoz militar señaló que las FDI tienen cuidado de evitar las víctimas civiles en la medida de lo posible, pero que esto no siempre es posible ya que en algunos casos se necesita un elemento de sorpresa, en particular en ataques contra altos dirigentes de Hamás.