Una impactante tormenta de arena cubrió completamente a una ciudad en China

0
130

Los meteorólogos pidieron a los habitantes que permanezcan en sus hogares y con sus ventanas cerradas. Hubo varios accidentes de tránsito por la baja visibilidad.

Una impresionate nube de arena cubrió viviendas, edificios y fábricas, causando contaminación y accidentes de tráfico en la provincia de Gansu, en el noroeste de China, donde las tormentas de arena son frecuentes durante la primavera boreal.

La gigantesca nube amarilla observada este domingo en el condado de Linze fue inmortalizada desde el cielo.

La televisión nacional CCTV informó de varios accidentes debidos a la mala visibilidad causada por este fenómeno climático.

Los meteorólogos pidieron a los habitantes que permanezcan en sus hogares, con sus ventanas cerradas, ya que otros fenómenos similares estaban previstos para el martes.

Las tormentas de arena que ocurren en el país son a menudo originarias del desierto de Gobi, situado entre China y Mongolia.

En marzo, dos de ellas llegaron Beijing. En la primera, el cielo se puso amarillo, la contaminación atmosférica estalló y las compañías aéreas se vieron obligadas a cancelar cientos de vuelos.

Para frenar estas tormentas, las autoridades han reforestado desde hace varias décadas las zonas periféricas de los desiertos, con el fin de crear una “Gran muralla verde” destinada a bloquear la arena.

Según expertos consultados recientemente por Efe, uno de los factores que podría provocar un aumento de este tipo de fenómenos atmosféricos es el calentamiento global, que facilitaría que los fuertes vientos arrastrasen grandes cantidades de arena y polvo de suelos desnudos y secos.

El diario hongkonés South China Morning Post recuerda que Pekín solo había registrado una tormenta de arena a lo largo 2020. Las regiones septentrionales de Mongolia Interior, Shaanxi, Shanxi, Hebei, Tianjin, Liaoning y Jilin también se han visto afectadas recientemente por las tormentas.