La solución para el estancamiento político de Israel debe ser una elección directa para PM: Netanyahu

0
143

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, manifestó este lunes su respaldo a la idea de ir por una elecciones directas para primer ministro como una vía para solucionar la crisis política que enfrenta el país.

En una declaración desde la Knéset ante sus copartidarios del Likud, Netanyahu sostuvo que eso es lo mejor para sacar a Israel del estancamiento y calificó de “absurdo” que pueda considerarse que Naftali Bennett, líder del partido Yamina, pueda llegar al cargo con el respaldo político que consiguió en las votaciones, informó Ynet.

“Hay una solución al estancamiento político y una gran mayoría de la gente la apoya. En vez de establecer gobiernos absurdos, como por ejemplo con un primer ministro que obtuvo solo 7 escaños, se deberían llevar a cabo elecciones directas para el primer ministro. El público elegirá directamente al primer ministro en unas elecciones, sin disolver la Knéset“, dijo Netanyahu.

Este mismo día, el partido Shas, aliado ultraortodoxo de Netanyahu, presentó ante la Knéset la iniciativa de ley para unas elecciones a primer ministro que se busca llevarse de manera extraordinaria solo para esta ocasión.

También en referencia a Bennett, con quien sostuvo otra reunión, la cuarta desde que se celebraron las elecciones, Netanyahu dijo: “Hoy también llega el momento de la verdad para Naftali Bennett. Prometió no integrarse a un gobierno bajo Lapid con Meretz y Avodá, con apoyo mutuo. Por lo tanto, debe dejar de galopar hacia un gobierno de izquierda junto con Lapid, Meretz y Avodá.

Netanyahu instó a Bennett a respaldar la propuesta de las elecciones directas para el cargo de primer ministro. “Si Bennett no hace esto, significa que es de izquierda”, enfatizó.

Al primer ministro le resta alrededor medio mes para tratar de conformar una coalición de gobierno mediante el mandato que le otorgó a regañadientes el presidente Reuven Rivlin tras las votaciones.

De fracasar en el intento, el mandato regresará a Rivlin y este decidirá si dárselo a otro miembro de la Knéset que él elija o, como podría también ocurrir, entregárselo a la cámara legislativa para que esta decida por sí misma quién deberá de encargarse de la tarea.

Durante su propia reunión partidaria, Yair Lapid, jefe del partido Yesh Atid, aseguró que se opondrán a la iniciativa de ley para establecer una elección directa del primer ministro, que calificó como una excusa para solo darle continuidad al gobierno de Netanyahu.

El jefe del partido Tikvá Jadashá, Gideon Sa’ar, también se opuso a la idea de unas elecciones directas. “Lo que se necesita hoy es un cambio en el liderazgo del gobierno”, expresó.