Irán comenzará a enriquecer uranio al 60% tras incidente en planta nuclear

0
75

Irán dijo el martes que comenzará a enriquecer uranio al 60% de pureza, una medida que acercaría el material fisible al 90% adecuado para un arma nuclear, un día después de que Teherán acusó a su archienemigo Israel de sabotear un sitio nuclear clave.

La revelación se produjo poco antes de la reanudación de las conversaciones en Viena destinadas a revivir el acuerdo nuclear de 2015 de Irán con las principales potencias, un trato al que Israel se opuso ferozmente y que el expresidente estadounidense Donald Trump abandonó hace tres años.

Al anunciar el enriquecimiento al 60%, el negociador jefe nuclear Abbas Araqchi también dijo que Irán introducirá 1.000 máquinas centrífugas más en Natanz, una instalación nuclear afectada por una explosión el domingo que Teherán calificó de acto de sabotaje por parte de Israel.

«A partir de esta noche, comenzarán los preparativos prácticos para el enriquecimiento al 60% en Natanz; el uranio al 60% se usa para fabricar una variedad de radiofármacos», dijo la agencia de noticias semioficial Fars citando al portavoz de la agencia nuclear iraní Behrouz Kamalvandi.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), el supervisor nuclear de la ONU, fue informado de la decisión, señaló el principal negociador de Irán a la cadena estatal Press TV desde Viena.

Un portavoz del OIEA dijo a Reuters: «Hemos visto los informes de los medios de comunicación a los que se refiere. No tenemos ningún comentario en este momento».

Irán y las potencias mundiales celebraron la semana pasada lo que calificaron de conversaciones constructivas para salvar el acuerdo nuclear de 2015.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que Teherán debe retomar el pleno cumplimiento de las restricciones sobre su actividad nuclear en el marco del acuerdo antes de que Washington pueda reincorporarse al pacto.

Irán y las demás partes del acuerdo reanudarán las conversaciones en Viena el miércoles.

En los últimos meses, Irán ha aumentado el enriquecimiento hasta el 20% de pureza, un nivel en el que el uranio se considera altamente enriquecido y un paso significativo hacia el grado de armamento. Un 3% a un 5% es, a grandes rasgos, el nivel necesario para el funcionamiento de las centrales nucleares civiles.

El mayor obstáculo para la producción de armas nucleares es la acumulación de cantidades suficientes de material fisible -uranio enriquecido al 90% o plutonio- para el núcleo de una bomba.

Uno de los objetivos centrales del acuerdo de 2015 era ampliar a un año el tiempo que la República Islámica necesitaría para conseguirlo, si así lo decidiera, frente a los dos a tres meses anteriores.

Irán afirma que nunca ha tratado de obtener o desarrollar armas nucleares, y que busca la tecnología nuclear para fines civiles en los campos de la medicina o la energía.

Los servicios de inteligencia occidentales creen que Irán tenía un programa clandestino de armas nucleares que fue suspendido en 2003, aunque el archienemigo Israel cree que continúa de alguna forma y ve la actividad nuclear de Teherán como una amenaza existencial.