El falso profeta del Anticristo o La bestia que sube de la tierra

0
6416

Si algo se ha incrementado sobre la humanidad en estos tiempos etiquetados como “los tiempos del corona virus” ha sido el miedo, la angustia, preocupación, incertidumbre y el desespero. Y es que las naciones siguen sin reactivarse económica ni socialmente. El miedo a enfermarnos y morir, la angustia por el desempleo, el desespero por qué vamos a comer, la incertidumbre de cuándo terminará este confinamiento y esas pugnas entre políticos, la corrupción de los gobiernos, la implacable pobreza, las injusticias de los sistemas capitalistas, comunistas y las dictaduras.

En fin, el estado mental y emocional de millones de personas en el mundo entero grita y clama por una forma de gobierno justo, por un líder mundial que dé soluciones al hambre, la pobreza, el desempleo, la corrupción y otras cosas más. Por eso es cada vez mayor la pronunciación de la frase “el mundo necesita un líder y gobierno mundial…un nuevo orden mundial” y los eventos de este año apocalíptico 2020 nos llevan a considerar que ya el mundo está preparado para recibir e iniciarse en ese nuevo orden mundial.

Pero ¿Cómo será eso? ¿Cómo lograr la unidad de todos los habitantes de la tierra para aceptar un solo gobernante, un solo gobierno y ejército militar? Veamos lo que nos dice el apóstol Juan en la visión que Dios le dio y narra en el libro de Apoc cap 13: vs. 1(parte a) y vs. 2 (parte b): “Me paré sobre la arena del mar y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos…y el dragón le dio su poder y su trono y grande autoridad. Ahora leamos de los vrs 11 al 18: “Después vi otra bestia que subía de la tierra y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada y vivió. Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha o en la frente; y que ninguno pudiese comprar o vender sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis”.   

En la simbología apocalíptica Dios nos ilumina para que entendamos Su revelación, porque no debemos olvidar que Apocalipsis es “La revelación de Jesucristo que Dios le dio para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto…” (cap 1:vs 1). Entonces, tenemos que bestia simboliza un poder, no un animal; el mar representa la humanidad existente en todo el mundo; la tierra como origen del falso profeta (recuerde que utilizamos el nombre de la segunda bestia por el de falso profeta del anticristo) significa que es un ser terrenal común a pesar de los grandes poderes que exhibe, aunque la Biblia no dice nada de su nacionalidad u origen étnico. Los dos cuernos representan dos poderes en apariencia muy inofensivos: el poder del imperio papal y el del Estado libre que está para hacer cumplir la libertad religiosa y civil, que terminarán uniéndose por medio de alianzas diplomáticas.

Entonces, el falso profeta que sube de la tierra es un hombre con poder religioso para alcance mundial que tendrá apariencia de bondad y mansedumbre, de allí su designación como profeta; sin embargo, su verdadero carácter e intenciones de su corazón se revelan en su forma de hablar, ya que la Biblia nos advierte que “hablaba como dragón”, es decir, como el diablo.  Por ello, entendemos que detrás de él está el poder de satanás del cual hace uso con toda autoridad. Esto significa que este hombre, aparentemente común y corriente, está poseído por poderes diabólicos, es un hombre siniestro (perverso, de mala intención) que recibe poder de la primera bestia y que llevará a los habitantes del mundo a adorar al anticristo. Es claro entonces que la relación de la segunda bestia con la primera es una unión y alianza de carácter religioso porque las señales y milagros que hace el falso profeta llevarán a la humanidad engañada a adorar e idolatrar la imagen de la primera bestia, tal como lo enseña Ap 13:12 “…y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada”.

Es por ello estimados hermanos y amigos que nos ven y escuchan que conocer, entender y recibir iluminación del Santo Espíritu de Dios sobre el falso profeta del anticristo es vital para no dejarnos engañar por este hombre dotado de poderes sobrenaturales los cuales usará con el único propósito de abrir y tener preparado el camino al anticristo. De manera que el conflicto de la crisis final de la humanidad nos llevará a que sólo haya dos grupos o tipos de personas: los que adoran al Dios vivo y verdadero y los que adoran a satanás. Ya no habrá iglesias con sus distintas denominaciones.

Cuando el Señor Jesucristo dijo a sus discípulos en Mt 24:4 “mirad que nadie os engañe…” y en el vs 24 “porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible aun a los escogidos”, lo hizo para advertirnos e iluminar nuestro entendimiento acerca de estos engaños que ejecutará el falso profeta. La historia de la segunda guerra mundial nos enseña que así como Hitler usó un ministro de propaganda que decía mentiras constantemente para convencer al mundo que Hitler y su régimen nazi era el tercer Reich victorioso e invencible, así se levanta este falso profeta para convencer al mundo entero que el anticristo es el gobernante que trae la perfecta solución para la unidad, la paz y seguridad, la prosperidad y bienestar de todas las personas y naciones del mundo. Es decir, que el falso profeta trae consigo grandes promesas que se harán realidad mediante un solo gobernante y gobierno mundial.

Pero ¿Cómo lograr que las naciones le sean leales al Estado gubernamental del futuro anticristo? El falso profeta lo hará por medio de las alianzas entre poder político y poder religioso. Este hombre que entra como un cordero manso, humilde, agradable, inofensivo, pacifista, elocuente y con apariencia de inocencia se da a querer y la mayoría de la gente se sentirá atraída por este personaje. Pretenderá ser un seguidor de Jesucristo, pero lo delatarán sus palabras puesto que no ensenará Palabra de Dios sino su propia filosofía, no hablará verdad sino mentiras, sus palabras serán para convencer a los hombres de que la autoridad final de este mundo es la de la primera bestia a fin de que todos la adoren.

¿Y quiénes lograrán discernir las verdaderas intenciones de este hombre cuando habla? Solamente aquellos que han creído en Jesucristo y su evangelio, como lo dice el apóstol Juan en cap 1:12-13 “Mas a todos los que le recibieron (refiriéndose a Jesucristo), a los que creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de carne, ni de voluntad humana sino de Dios”. Esos serán los que espiritualmente discernirán al falso profeta del anticristo y su mensaje. ¿Y quiénes oirán y creerán las palabras de este hombre siniestro? Los que “no creyeron ni recibieron el amor de la verdad para ser salvos” como lo dice el apóstol Pablo en su segunda carta a los Tesalonicenses cap. 2: vs 10 y los que rechazaron y detuvieron con injusticia la verdad del evangelio.

Un aspecto espiritual que todos necesitamos tomar en cuenta es cuidar lo que oímos. Por ejemplo, en el área y concepto de la comunicación existe el emisor del mensaje (el que habla) y el receptor es el que escucha y recibe ese mensaje. Veamos lo que nos enseña y revela Dios en su Palabra Ap. 16:13 “Y vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas, pues son espíritus de demonios que hacen señales y van a los reyes de la tierra en todo el mundo para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso”.

Por ello, entendemos que cuando el falso profeta habla salen de su boca y de su aliento demonios que viajan para entrar en la mente de los que le oyen y así son sometidos a su voluntad. Esta es la razón por la cual muchos le creerán sus engañosas palabras. Así pasó cuando Hitler hablaba a los alemanes y pudo convencer a 85 millones de personas que él era el mesías, el tercer Reich. Cabe destacar que entre esos 85 millones había miles de profesionales tales como ingenieros, doctores, científicos, abogados, catedráticos, periodistas que fueron todos engañados y poseídos por demonios del nacionalismo alemán y la supremacía nazi que Hitler pregonó.

Y así mismo hoy día muchas personas que se dicen cristianas están hablando apostasía; es decir, fueron engañados porque oyeron doctrinas de demonios. Esos que enseñan apostasía han sacado una palabra de la Biblia y la mezclan con mentiras haciendo de ello una doctrina falsa y así engañan a otras personas.

¿Y por qué tantos son engañados? Porque no conocen la Palabra de Dios, no la estudian ni la meditan y siguen siendo engañados por aquellos que hablan como dragones. Iglesia de Jesucristo estos son tiempos peligrosos donde estamos viendo y hasta tratando con hombres y mujeres que muestran el carácter de los postreros días como nos lo dice la 2da. carta a Timoteo cap. 3 vrs 2 al 5: “Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes (que es intransigente con los demás), crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados (pasión y deseo irracional), amadores de los deleites mas que de Dios, que tendrán apariencia de piedad pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

Esto nos lleva a reflexionar entonces que cuando alguien pone su confianza, fe y esperanza en el hombre es fácilmente engañado y poseído por el mensaje que escucha y que recibe en su corazón como verdad, a tal punto llega a ser su engañosa convicción que hasta llega a dar su vida por su líder. ¿Se han informado de cuántos jóvenes, de Europa principalmente, fueron engañados por los falsos ideales del grupo denominado ISIS? Muchísimos de ellos fueron reclutados bajo mentiras y con palabras persuasivas en liceos, universidades, centros de reuniones como bibliotecas, clubes deportivos, por internet y hasta en barriadas por hombres y mujeres estratégicamente entrenados para tal fin, y con bellas promesas e ideales tan supuestamente puros, justos y nobles los cautivaron desde el comienzo. Pero todo resultó ser falso. Muchos de esos jóvenes perdieron la vida inmolándose o en diferentes actos violentos; otros que lograron escapar y sobrevivir aun sufren las consecuencias traumáticas de su horrible experiencia. 

Otro de los milagros con los que el falso profeta del anticristo sorprenderá a los hombres es que hace descender fuego del cielo a la tierra porque es un imitador y falsificador de Dios para que crean que así como Dios hizo caer fuego del cielo sobre Sodoma, o como el profeta Elías quien clamó a Jehová por fuego, él también es un gran profeta de Dios, el Elías prometido por Dios en Malaquías cap 4: vrs 5 y 6 que dice: “He aquí Yo os envío el profeta Elías antes que venga el día de Jehová grande y terrible. Él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos y el corazón de los hijos hacia los padres no sea que Yo venga y hiera la tierra con maldición”. ¿Se da cuenta del disfraz? Un milagro de amor para cautivar a los incautos.

Como parte de su programa diabólico el falso profeta infundirá aliento a la imagen de la bestia para que la imagen hable. Pero el creador y dador de vida es Dios Todopoderoso. El falso profeta imitará vida y hará su más sorprendente falsificación desde la creación del hombre, porque parecerá que la bestia está viva y además de hablar parecerá que tiene capacidad para discernir pensamientos, actitudes y dar órdenes.

Esta imagen idolátrica de la bestia hablará para condenar a muerte a todo aquel que no la adore. Aquí vemos entonces que es una adoración impuesta, obligada, forzada. Pero también sabemos que esa imagen o esa estatua de la bestia marca el fin del sistema de idolatría en toda la tierra, porque Dios matará a ese inicuo con el espíritu de su boca y lo destruirá con el resplandor de su venida (2da Tes. 2:8), y al falso profeta y al diablo los lanzará en el lago de fuego. Así está escrito en Ap. 19:20 “Y la bestia fue apresada y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia y habían adorado su imagen.  Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre”.

Los vrs 16 y 17 de Ap. 13 nos dice “Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender sino el que tuviese la marca de la bestia o el número de su nombre”. Ahí se ve el cumplimiento del plan o programa orquestado por el falso profeta, el cual consiste en imponer una marca, que todos los hombres sean marcados para que manifiesten públicamente su adoración a la imagen de la bestia.

Esta marca será la imitación que satanás hará del sello que Dios colocó sobre cada hijo e hija suyos. Esto es así por cuanto el sello o marca implica pertenencia de aquel a quien pertenece el sello. El sello de Dios es el Espíritu Santo que viene a morar en todo aquel que cree en Jesucristo como su salvador personal y es una señal de que hemos sido redimidos por Jesucristo de la esclavitud del pecado. En otras palabras, el creyente es sellado por el Espíritu Santo cuando voluntariamente recibe y cree en el evangelio, tal como lo dice la carta de Ef. Cap. 1:13 “En Él (refiriéndose a Jesús) también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en Él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”.

En cambio, el falso profeta del anticristo forzará las voluntades por medio de amenaza de muerte, el miedo, el bloqueo económico y la coerción psicológica. Y mientas el sello de Dios nos garantiza que podremos disfrutar de sus bendiciones en el Reino eterno; el sello o marca que impone el falso profeta a aquellos que los reciban será garantía de que estarán en el lago de fuego y azufre por toda la eternidad. Como lo describe Juan en la visión en Ap.14:9 al 11 “Y el tercer ángel los siguió diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen  y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios que ha sido vaciado puro  en el cáliz de su ira y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo ni de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre”.

 Pero a los fieles Dios nos promete lo que escrito está en el cap. 22 vrs 1, 3 y 5: “Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero… Y no habrá más maldición, y el trono de Dios y del Cordero estará en ella y sus siervos le servirán …No habrá allí más noche y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz de sol porque Dios el Señor los iluminará y reinarán por los siglos de los siglos”.

La Biblia no revela cómo será esa marca, pero sí nos dice en qué consiste. En primer lugar, esa marca no la pondrá el anticristo, como muchos creen, sino el falso profeta. Algunos teólogos hacen alusión de este hecho con el pasaje de Deut. Cap. 6 vrs 8 que dice: “Y las atarás como una señal en tu mano y estarán como frontales entre tus ojos…”.  Entonces, la relación simbólica que hace el falso profeta nos indica que la marca en la frente, la cual es la sede de nuestros pensamientos, decisiones y acciones, es para afectarla, ya sea bloqueándola o inhabilitándola de alguna manera para que la persona no tenga voluntad propia, no recuerde la Palabra de Dios ni obedezca sus mandamientos.

Tener la marca de la bestia en la frente y en la mano derecha es la antítesis del falso profeta hacia la Ley de Dios, (valga decir Sus 10 mandamientos) y llamada por Santiago “la Ley de la libertad”. Entonces podemos deducir que el punto es: si Dios dice ‘tendrás mis palabras grabadas en tu mente y corazón’, satanás dice ‘No. Yo les pondré mi marca en sus frentes para que no recuerden esas palabras, no las crean, no las estimen y me obedezcan sólo a mí’.  Si Dios dice ‘las atarás en tu mano para que en todo lo que hagas me tengas presente y recuerdes que Yo Soy quien te da la fuerza para hacerlo’, satanás dirá: ‘No. Sólo reconocerás que yo tengo el poder para darte o quitarte, soy el que dirijo lo que haces y lo que produces’.  Estos son ejemplos de la antítesis del falso profeta hacia Dios y Su Palabra.

Estimados hermanos y amigos que nos escuchan es asombroso el poder del engaño; es asombroso ver y darnos cuenta de cuán fácil resulta que nos engañen o nos engañemos a nosotros mismos, y en las sociedades actuales lo más fácil es engañar. Tomemos en cuenta que desde el día de la ascensión de Cristo el escenario profético final se ha estado preparando y equipando, aunque en la recta final donde estamos ahora los acontecimientos se han apresurado. El dragón, para estos tiempos finales se esfuerza aún más en hacer estas tres cosas: engañar, dividir y destruir, pero su herramienta preferida es el engaño. Por eso Jesucristo en Mt 24 nos advierte varias veces contra ello al decir: “no os dejéis engañar fácilmente, no lo creáis, mirad que nadie os engañe”.

Toma en cuenta y está atento, porque muy pronto saldrá al escenario mundial un hombre común y corriente que será el falso profeta del anticristo que comenzará engañando al mundo con grandes señales y el mundo ya está listo para recibirlo, incluyendo a mucha cristiandad que seguirá siendo engañada por la ignorancia espiritual que poseen. Quien no tenga esa marca no tendrá la posibilidad de comprar o vender, lo cual significa que la bestia llevará a cabo una reorganización de todo el sistema económico mundial unificándolo tal como hará con la religión. Todos los moradores de la tierra serán sometidos a un rígido control dictatorial de una magnitud nunca antes conocida. Pronto todos los sellados con la marca de la bestia se darán cuenta de que no es posible discrepar con el falso profeta y reconocerán que ellos mismos eligieron la peor de todas las esclavitudes. Mientras, que quienes tengan la marca de la bestia estarán impedidos de realizar cualquier transacción comercial. De esta manera concluimos pues que aceptar o rechazar el mensaje del falso profeta, previo a la llegada del anticristo, así como aceptar la adoración a la imagen y su marca es determinante en nuestro destino eterno, valga decir la vida eterna en el Reino de Dios con Jesucristo o la muerte eterna en el infierno donde el fuego nunca se apaga.

Aun es el tiempo para salvación, aun la Gracia de Dios y Su Santo Espíritu están sobre la tierra para salvar. Busquemos a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.  Dios les bendiga.

Elizabeth Silva.