Una mirada a la persecución de los cristianos en Corea del Norte

0
110

Cómo es ser cristiano en el país que ocupa el primer lugar en el ranking de persecución.

¿Alguna vez te has parado a pensar que la vida de un cristiano en otro país puede ser completamente diferente a la tuya? En Corea del Norte, ser descubierto como cristiano es una sentencia de muerte.

Si un seguidor de Cristo es denunciado, lo pueden matar en el acto, de lo contrario lo llevan a un campo donde se convierte en esclavo y criminal político, viviendo en condiciones infrahumanas, y pocos logran salir vivos de esta prisión.

Pero no se detiene ahí, toda la familia del individuo que ha sido revelado como creyente también recibe el mismo castigo. Se estima que en la actualidad hay entre 50.000 y 70.000 cristianos encarcelados en estos campos, según algunas fuentes.

Aunque Kim Jong-un, el líder de Corea del Norte, ha aumentado el sistema de seguridad de estas cárceles donde albergan a los delincuentes, muchos de ellos arrestados solo por ser cristianos.

Cristiano norcoreano pide ayuda a la comunidad cristiana mundial

Un cristiano secreto pidió a personas de todo el mundo que oraran por el país para que el evangelio creciera y liberara a los norcoreanos de la esclavitud con la luz del Señor Jesús.

Se dice que Corea del Norte es el país donde los cristianos enfrentan la persecución más severa desde 2002, y aún continúan experimentando este problema en la vida pública o privada, sin estar libres de religión.

Actualmente con Covid-19 la gente está muriendo rápidamente, aunque los funcionarios del gobierno dicen que el virus no ha afectado al país.

Como resultado, la pandemia ha fortalecido la seguridad fronteriza con China, evitando el mercado negro que muchos ciudadanos utilizan para sobrevivir, que ahora mueren de hambre y están desnutridos.

¿Quiénes son los cristianos perseguidos en Corea del Norte?

La persecución más común en Corea del Norte es la opresión comunista, poscomunista y la paranoia dictatorial, generalmente aplicada por grupos radicales violentos con una amplia gama de creencias.

Funcionarios gubernamentales, miembros de partidos políticos, familiares, pandillas y otros ciudadanos no cristianos también son fuentes de persecución que se está produciendo en el país.

Cualquier cristiano en Corea del Norte está seriamente expuesto a la persecución, incluso los agentes secretos en China también tienen la tarea de secuestrar a los supuestos cristianos norcoreanos que huyeron del país.

Las mujeres y los hombres cristianos son vulnerables a la persecución
Desafortunadamente, se estima que alrededor del 30% de los cristianos en campos de trabajos forzados son mujeres, que sufren violaciones e interrogatorios violentos dentro de la prisión.

Es de destacar que el abuso sexual dentro de la cultura del país es normal, e incluso las mujeres cristianas que logran escapar a China son víctimas de la trata de personas y también se ven obligadas a contraer matrimonio.

Los hombres en Corea del Norte están completamente controlados por el gobierno, sus trabajos son elegidos y no pueden cambiar de trabajo, si hay una persona cristiana en su familia, no pueden ser promovidos.

La organización Open Doors , socia de Gospel Prime , ha estado ayudando a unos 90.000 cristianos norcoreanos a través de sus redes de apoyo, con comida, donación de Biblias, formación y refugio para refugiados.