Las big tech son ahora “los árbitros de facto de la libertad de expresión”: Elon Musk

0
194

“Mucha gente va a estar muy descontenta con la alta tecnología de la Costa Oeste como árbitro de facto de la libertad de expresión”, escribió Musk en Twitter, respondiendo a un artículo satírico titulado “Dictador fascista malvado censurado y expulsado de su cargo”.

El artículo fue posteado por Babylon Bee, un sitio web conocido por sus artículos satíricos.

“La alta tecnología de la Costa Oeste tiene que hacer la distinción entre prohibir el discurso de odio y prohibir el discurso que odia”, escribió un usuario de Twitter.

“Esta es una distinción importante”, respondió Musk.

“Un dictador no puede ser censurado. Un dictador es el que hace la censura…”, comentó otro usuario de Twitter.

Los comentarios de Musk tuvieron lugar después de que las big tech bloquearan la semana pasada a Trump y sus partidarios, citando “el riesgo de una mayor incitación a la violencia”.

Twitter suspendió permanentemente la cuenta de Trump el 8 de enero. Mientras tanto, Apple y Google eliminaron Parler, una popular app de redes sociales vista como una alternativa a Twitter, de sus respectivas tiendas de aplicaciones. Amazon se unió al esfuerzo de remover a Parler anulando los servicios de alojamiento web.

Parler fue criticado por esas compañías tecnológicas por permitir contenido “peligroso y dañino”.

Un día antes de la suspensión permanente de la cuenta de Trump por parte de Twitter, Michelle Obama pidió públicamente a las big tech que bloquearan permanentemente a Trump.

“Ahora es el momento de que las empresas de Silicon Valley dejen de permitir este comportamiento monstruoso e ir más allá de lo que ya han hecho, prohibiendo permanentemente a este hombre de sus plataformas y poniendo en marcha políticas para evitar que su tecnología sea utilizada por los líderes de la nación para alimentar la insurrección”, dijo en un comunicado.

La medida de las big tech es muy controvertida. Los partidarios dicen que son empresas privadas y que tienen el derecho de hacerlo. Los opositores argumentan que los dictadores que reprimen violentamente a su pueblo, como el venezolano Nicolás Maduro y el iraní Hassan Rouhani, pueden seguir usando Twitter, pero Trump no puede.

Los líderes mundiales denunciaron la censura, y algunos la calificaron de abuso de poder y de amenaza a la libertad política.

Signal, Telegram, Gab, y otros servicios de mensajería o empresas de redes sociales ganaron muchos nuevos usuarios tras la suspensión de Trump.

El 7 de enero, Musk dijo “use Signal” en Twitter, tras un artículo que reportaba que WhatsApp obliga a sus usuarios a compartir datos con Facebook, la empresa matriz propietaria de WhatsApp.

Signal es una empresa de servicios de mensajería. Después del comentario de Musk, el precio de sus acciones se disparó dramáticamente el lunes.

Musk también reveló que hizo una donación a Signal hace un año y “donará más”.

Musk se convirtió en la persona más rica del mundo en enero, superando a Jeff Bezos, el fundador y CEO de Amazon.

Fuente: The Epoch Times en español.