Sudán firma el acuerdo de paz con Israel alcanzado en octubre

0
52

El Gobierno sudanés firmó hoy los Acuerdos de Abraham entre Israel y varios países árabes, a los que se adhirió el pasado mes de octubre con la mediación de Estados Unidos, cuyo secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, rubricó este miércoles el texto durante una visita a Jartum.

Según un comunicado del Gobierno sudanés, el ministro de Justicia sudanés, Nasreldín Abdelbari, fue el encargado de firmar el documento junto a Mnuchin, que hace una gira por Oriente Medio y África.

«Es un paso importante porque da fe de que nosotros confiamos en que la paz es lo que reforzará el acercamiento y los intereses entre los pueblos y construirá las relaciones entre ellos, en especial los pueblos de la religiones de Abraham», afirmó el ministro sudanés.

Asimismo, señaló que este entendimiento es «una garantía básica para construir relaciones diplomáticas entre todos los pueblos de la zona y para garantizar un futuro mejor a las próximas generaciones».

De esta forma, Sudán se suma oficialmente a Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, que rubricaron los acuerdos el pasado septiembre en una ceremonia en la Casa Blanca, en presencia del presidente estadounidense, Donald Trump, artífice de los pactos entre Israel y los países árabes.

Tras anunciar la normalización de las relaciones con Israel, Jartum fue eliminado de la lista de países patrocinadores del terrorismo de EE.UU., gracias a lo cual Sudán ha vuelto a tener acceso a los organismos internacionales de crédito y no está sometido a ninguna sanción económica.

Hoy  Sudán y EE.UU. también sellaron un memorando de entendimiento para facilitar la liquidación de las deudas pendientes del país africano con el Banco Mundial (BM) y para que pueda acceder a la financiación de este organismo.

El memorando fue rubricado por la ministra de Finanzas sudanesa, Heba Ahmed, y Mnuchin, el primer alto cargo estadounidense que viaja a Jartum desde que a finales de diciembre Washington anunció la retirada del nombre de Sudán de su «lista negra», en la que la nación africana figuraba desde 1993. EFE