¡TIEMPO DEL FIN! ¿COMO DEBE VIVIR LA IGLESIA?

¡Estamos viviendo tiempos malos y peligrosos! ¡los últimos eventos mundiales confirman que cristo podría retornar en cualquier momento! El mismo señor jesus advirtió que previo a su venida, su iglesia seria perseguida en distintas partes del mundo, y eso lo vemos a diario.

Hoy día es peligro en muchos países decir que eres cristiano. Encarcelan o golpean a cualquiera que se le encuentre una biblia y en el peor de los casos, hasta dictan pena de muerte. Estos son los últimos tiempos y el señor nos invita a prepararnos para los eventos que vienen.

Sería bueno recordar, que el señor antes de ser alzado al cielo nos advirtió que esto sucedería antes de su regreso:

Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Mateo 24:9-10.

También dice la palabra, que estos últimos días serian tiempos peligrosos, en 2 Timoteo 3:1:

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Miremos lo que el señor nos manda en su palabra para estos tiempos.

Primero: ¡El Señor nos ha mandado a vivir una vida en santidad, pues el día menos esperado el vendrá!

Porque escrito está: sed santos, porque yo soy santo. 1 de Pedro 1:16

Y también en hebreos 12:14 dice: buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al señor.

Segundo: el Señor dice que debemos vivir una vida de oración, comunión, vigilia y ayuno para estar listos para nuestro encuentro con el.

Lucas 21:36 velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del hijo del hombre.

Tercero: El señor nos manda a hablar a otros y advertirles de los eventos terribles que vienen para el mundo, pues nos ha mandado a ir por toda la tierra anunciando el evangelio del reino de Dios.

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del padre, y del hijo, y del espíritu santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. Mateo 28: 19-20

y les dijo: id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Cuarto: el señor Jesús nos ha mandado a dar frutos dignos de arrepentimiento, pues no es cristiano quien dice que lo es, sino quien manifiesta con sus hechos y obras que su vida es agradable a Dios.

Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. Mateo 7:16-17

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Galatas 5: 22-24

Quinto: El Señor dice que debemos perseverar en toda buena obra y velar en ellas.

Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual, asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. 1 Corintios 15:1-2

  “El que persevere hasta el fin, éste será salvo”. No el que sólo empieza, sino el que “persevera”, Mat 10:22,

Sexto: Jesús dice que debemos evitar que nuestros corazones se carguen de glotonería, embriaguez y los afanes de esta vida, pues podríamos ser sorprendidos en cualquier momento por su venida.

Pero tengan cuidado de que su corazón no se recargue de glotonería y embriaguez, ni de las preocupaciones de esta vida, para que aquel día no les sobrevenga de repente. Lucas 21:34

Séptimo: ¡Mantenernos cerca del señor pues sin el nada podemos hacer!

Yo soy la vid verdadera, y mi padre es el labrador. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Juan 15:1,5

¡Debemos tener en cuenta el carácter de los hombres malvados de estos días finales y esta profecía bíblica de hace 2,000 pareciera como si fuera el periódico que leemos cada día! Miren lo que dice:

Carácter de los hombres en los postreros días.

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. y de la manera que Janes y Jambres resistieron a moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.

DIOS BENDIGA A TODOS! CON AMOR JUAN CARLOS DE JESUS.