Nueva investigación revela misterios sobre los Rollos del Mar Muerto y el libro de Jeremías

Investigadores de Israel y Suecia hicieron pruebas de ADN a los reconocidos Manuscritos del Mar Muerto, logrando asombrosos descubrimientos.

Los Rollos del Mar Muerto, evidenciaron una gran trayectoria cultural al estar hechos de dos materiales distintos, piel de oveja y de vaca.

Con los resultados, los investigadores afirmaban que podrían “unir diferentes fragmentos de la obra y resolver un rompecabezas de un número desconocido de piezas perdidas”; las mismas personalidad afirman que su descubrimiento en el siglo XX tuvo “un impacto incomparable en la historia del cristianismo y el judaísmo”.

«Nuestra investigación nos permitió arrojar nueva luz sobre muchos viejos misterios, básicamente al permitir que la materialidad de los pergaminos hablara por sí misma, y sorprendentemente tiene mucho que decirnos», afirmó el profesor de estudios bíblicos de la Universidad de Tel Aviv, Noam Mizrahi.

Allí se descubrió que los judíos tenían varias versiones de los libros de la Biblia, donde lo primordial para ellos era el contenido y su significado.

Los resultados del análisis arrojaron que el libro de Jeremías tuvo varias copias en todo Israel, ya que estaba hecho de piel de becerro y ésta no estaba disponible en la Antigua Judea.

8 profesores participaron en la investigación, quienes clasificaron y agruparon los fragmentos para ser resguardados en Las Antiguedades de Israel, bajo un clima y ambiente adecuado.

«Es sorprendente que hayamos podido recuperar suficiente ADN de animales antiguos de algunos de estos fragmentos de 2.000 años de antigüedad», destacó el profesor Oded Rechavi, cuyo laboratorio desarrolló las metodologías científicas utilizadas en el estudio.