Netanyahu al líder de Irán: Usted se pone en peligro al amenazar a Israel y no tendrá éxito.

El primer ministro Benjamín Netanyahu, declaró este domingo que las recientes amenazas de Irán, en voz del líder supremo, el ayatolá Alí Hoseiní Jameneí, de destruir a Israel, ponen en peligro a la propia República Islámica.

Al anunciar la formación del Gabinete Diplomático y de Seguridad del nuevo gobierno, Netanyahu advirtió: «Las amenazas no cesan. Ustedes escucharon a Jameneí amenazarnos con la destrucción», y aseguró que «cualquiera que amenace con destruirnos no tendrá éxito y se pone en un gran peligro».

Además, Netanyahu indicó que la política de Israel es «oponernos a la agresión iraní en todas partes». «Les estamos impidiendo establecer bases en Siria y […] desarrollar armas en Siria que puedan poner en peligro al Estado de Israel».


«Israel es un tumor mortal…será desarraigado y destruido»

El 22 de mayo, Khamenei dijo: “El régimen sionista [Israel] es un tumor mortal y canceroso en la región. Sin duda será desarraigado y destruido”.

Asimismo, el líder supremo de Irán ha destacado que «la lucha total del pueblo palestino —política, militar, moral y cultural— debe continuar para que aquellos que ocupan Palestina se sometan al voto del pueblo palestino».

Khamenei confirmó que el régimen de los mulás iraníes había estado armando a los terroristas en Gaza.

“Irán se dio cuenta de que el único problema de los combatientes palestinos era la falta de acceso a las armas”, dijo. “Con la guía y asistencia, planeamos – y el equilibrio de poder se ha transformado en Palestina… hoy la Franja de Gaza puede resistir la agresión del enemigo sionista y derrotarlo”.

En la misma reunión de gabinete, Netanyahu mencionó que había hablado con los líderes del Chad y Sudán en los últimos días, y les deseó un feliz Eid al-Fitr, el día festivo que marca el final del Ramadán.

El Ministro de Defensa Benny Gantz, que también es primer ministro suplente, dijo que Israel “debe prestar mucha atención al Norte, Siria y el Líbano”. Los problemas de seguridad que podrían ocurrir en el Norte no han pasado.

Gantz también deseó un feliz Eid al-Fitr, la fiesta que marca el final del Ramadán, a todos los ciudadanos musulmanes y amigos de Israel.

“Tenemos que extender la mano a la paz en todos los frentes – y tener la fuerza militar que pueda asegurar que alcanzaremos la paz y la preservaremos”, añadió.

Tanto el primer ministro como su suplente mencionaron el impacto económico del coronavirus, y la necesidad de que el nuevo gobierno ayude a la gente y a las empresas a recuperarse del cierre, que se impuso para frenar la propagación de la enfermedad.