Compartelo con Todos!

Un caso muy cruel de bullying se convirtió en un llamado de atención a las autoridades en redes sociales debido a las tendencias suicidas de la víctima.

Desde Brisbane, AustraliaYarraka Bayles compartió un vídeo en sus redes sociales, en el cual hace un llamado para poner un alto a este tipo de situaciones frustrantes.

Su hijo, Quaden de 9 años, nació con enanismo, razón por la que se convirtió en objetivo de burlas en su escuela y por la que ya no quiere vivir.

Las graves consecuencias del Bullying

En el vídeo, el niño llora desconsoladamente pidiendo a su madre que “le dé una soga porque se quiere matar”, ya que el acoso que recibe a diario es demasiado para él.

“Acabo de recoger a mi hijo de la escuela, presencié un episodio de intimidación, llamé al director y quiero que la gente sepa, padres, educadores, maestros, estos son los efectos que tiene la intimidación, esto es lo que hace la intimidación”, dice Bayles.

Yarraka llegó al colegio y encontró a un grupo de chicos dándole palmadas en la cabeza a su hijo “como si fuera un cachorro” burlándose de su estatura. Quarren se sintió horrorizado de que su madre se enterara de la situación.

“Le daban palmaditas en la cabeza como un pequeño cachorro. Mi hija y yo nos miramos y le hicimos señales para preguntarle si tenía razón, y él dijo ‘no’ y me estaba mirando horrorizado, como ‘no hagas una escena mamá’ «, continuó.

«Fue desgarrador verlo»

Lo que aconteció después su propia madre lo califica como desgarrador, pues tratando de estar fuerte se desmoronó en lágrimas por el acoso que recibe.

“Se notaba que estaba muy incómodo, pero era tan bueno tratando de ignorar las cosas, que no quiere que la gente sepa cuánto lo está afectando, es tan fuerte y confiado, pero son momentos como estos cuando lo ves desmoronarse. Fue desgarrador verlo, me hizo sentir impotente”, explicó.

La razón de que este vídeo este en redes sociales es por el constante espíritu de suicidio que tiene el niño, ya que desde los 6 años desea quitarse la vida y los ataques ya rebasaron el límite.

“Es la intimidación constante, los insultos, obviamente señalando su diferencia, así que ahora tenemos un niño gravemente suicida que está harto de la intimidación que ocurre todos los días que asiste a la escuela o está en público”, finaliz

No hay comentarios