Compartelo con Todos!

La abundancia de lluvia en Israel ha llenado de fiesta y júbilo a su pueblo por el crecimiento del Mar de Galilea.

La lluvia de hace unos días ayudó a que la sequía del mar disminuyera, pues estaba cerca de la línea mínima establecida.

El Mar de Galilea estuvo a punto de secarse por completo

Por lo general, Israel siempre ha tenido problemas con el agua por el crecimiento de la población y el cambio climático, pero este año cambió la perspectiva del pronóstico de las autoridades encargadas.

«Recibimos menos lluvia en promedio en los últimos años, y antes del año pasado hubo cinco años de sequía severa, principalmente en el norte y el Mar de Galilea», dijo el portavoz de la Autoridad del Agua en Israel.

Actualmente se registra 1 metro y 9.15 centímetros de llenura para el lago bíblico donde caminó Jesús, el Hijo de Dios.

«La lluvia es una bendición»

Pobladores y turistas se maravillan de poder visitar un lugar histórico como éste y llevarse una gran sorpresa al ver tanta agua en el mar, pues los reportes antes dados afirmaron lo contrario.

«Tiene 20 metros 65 pies de largo, y la mayor parte está normalmente seca, pero hoy la mayor parte está en el agua y solo cinco o seis metros, aproximadamente 16-20 pies están secos», expresó Ben-Tzvi, un residente.

«Hace solo unos años estábamos realmente preocupados, casi temiendo que el Kinneret pudiera desaparecer. Ahora la gente viene de todas partes para ver esta agua”, dice Chen Lankry, comerciante del lugar.

Turistas cristianos de Canadá expresaron su alegría al ver el Mar y sus altos niveles, algo que jamás esperaron disfrutar.

«Estamos muy emocionados. Jesús caminó sobre esta agua, y el nivel es tan alto hoy que desde estar aquí en la tierra seca puedo poner mis manos en ella. La lluvia es una bendición», dijo Sylvia Scullion, turista cristiana canadiense.

El pueblo de Israel celebra la crecida maravillosa del Mar de Galilea, un icono bíblico, el cual muchos cristianos anhelan visitar.

No hay comentarios