Varios turistas muertos y otros desaparecidos tras la erupción de un volcán en Nueva Zelanda

Según las autoridades, en la isla quedan una decena de personas atrapadas

Al menos cinco personas han muerto, una decena de turistas siguen atrapados y un número indeterminado está sin localizar tras la erupción este lunes del volcán Whakaari, en una isla deshabitada visitada por turistas al noreste de Nueva Zelanda, según ha informado la policía neozelandesa. Una cámara captó la presencia de turistas junto al cráter instantes antes de la erupción.

Alrededor de 100 visitantes se encontraban en la zona en el momento de la explosión, apuntó la mandataria durante una comparecencia con los medios en la que evitó precisar un posible número de heridos.

«El operativo de evacuación se encuentra en proceso y en una etapa temprana», apuntó Ardern.

Conforme a los datos de la organización médica St John la erupción habría dejado una veintena de personas heridas, algunas de gravedad, recoge el diario New Zealand Herald.

Quemaduras y roturas

«Esperamos quemaduras, problemas respiratorios, lesiones en la cabeza, fracturas de huesos por el impacto de rocas», entre otras lesiones, dijo en la emisora Newstalk ZB el director de operaciones de St John, Norma Lane.

Los equipos de emergencia, apoyados por varios helicópteros, trabajan para evacuar a un número no precisado de afectados, algunos de los cuales se encontraban cerca del cráter minutos antes de la erupción, según imágenes de una cámara de seguimiento instalada en la zona.

La Agencia Nacional de Respuesta a Emergencia emitió una alerta ante posibles nuevas erupciones o actividad sísmica moderada.

Las autoridades han establecido un perímetro de seguridad alrededor de la isla y la cancelación inmediata de todas las excursiones, incluidas los barcos turísticos.