Compartelo con Todos!

Un grupo de arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel y la Universidad de Tel Aviv descubrió un corredor peatonal construido por orden de Poncio Pilato hace 2,000 años.

Este espacio servía para conectar dos puntos importantes de la ciudad de Jerusalén: el Estanque de Siloé y el Monte del Templo o la ‘Explanada de las Mezquitas’. En él también se hallaron más de 100 monedas bajo sus adoquines.

La extensión del corredor es de 220 metros de largo por ocho de ancho y se cree que era utilizado en peregrinaciones por cientos de personas.

Fue construido entre los años 17 y 31 de esta era y se piensa que es en este lugar donde Jesús se encontró a un hombre ciego que curó de su mal al decirle que se lavara el rostro en el Estanque de Siloé según las escrituras bíblicas.

Por el tipo de construcción y las monedas encontradas es probable que el corredor se haya realizado bajo el mandato del gobernador romano de Judea, Poncio Pilato, por lo que su importancia histórica es de sumo valor.

Según lo informan expertos, como Nahshon Szanton, este corredor pudo tener en su ornamenta una gran elaboración con la que Pilato buscó apaciguar a los residentes de Jerusalén, cumpliendo con el propósito de enaltecer la ciudad y darle un estilo romano.

Fuente: televisa

No hay comentarios