Compartelo con Todos!

El hermano de un hombre negro que fue asesinado a tiros por un oficial de policía blanco de Dallas que dijo que confundió el apartamento de la víctima con el suyo, la perdonó y la abrazó frente a la sala del tribunal el miércoles.

Mientras algunas personas fuera de la sala reaccionaron con enojo a la sentencia de 10 años dada a Amber Guyger, de 31 años, por matar a Botham Jean en su propio departamento, creyendo que la sentencia era demasiado indulgente, el juez Tammy Kemp permitió que el hermano de Jean se dirigiera a ella directamente desde el estrado de los testigos.

Brandt Jean le dijo a Guyger que cree que su hermano hubiera querido que ella entregara su vida a Cristo y que si puede pedirle perdón a Dios, lo obtendrá.

“Quiero lo mejor para ti”, dijo. “Eso es exactamente lo que Botham querría que hicieras, y lo mejor sería darle tu vida a Cristo”.

“Te amo como persona. No te deseo nada malo”, le dijo a Guyger, antes de agregar, “No sé si esto es posible, pero ¿puedo darle un abrazo?”

El juez Kemp le dijo que podía. Luego Brandt y Guyger se pusieron de pie y se encontraron frente al estrado, abrazándose mientras Guyger lloraba, una notable muestra de gracia que los abogados, empleados de la corte y reporteros dijeron que nunca habían visto en todos sus años.

El juez también le dio a Guyger una Biblia y leyó Juan 3:16: “Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito para que todo el que cree en Él no se pierda, sino que tenga vida eterna”. También abrazó a Guyger antes de ser sacada de la sala del tribunal.

Los miembros del jurado podrían haber sentenciado a la ex agente a cadena perpetua o tan solo dos años, pero los fiscales les pidieron que la enviaran a prisión por 28 años, que es la edad que habría tenido Botham Jean si aún estuviera vivo.

El fiscal de distrito del condado de Dallas, John Creuzot, un ex juez de primera instancia, calificó el abrazo de Brandt Jean de Guyger como “un acto increíble de curación y perdón que es raro en la sociedad actual… especialmente para muchos de nuestros líderes”.

“Si su hermano de 18 años puede sanar y expresar la curación de esa manera, en sus palabras y en sus hechos, espero que la comunidad en general, no solo Dallas, sino todo Texas y todos los Estados Unidos, puedan obtener un mensaje de eso”, dijo a los periodistas.

El alcalde de Dallas, Eric Johnson, emitió una declaración diciendo que él también estaba “profundamente conmovido” por las acciones de Brandt Jean: “Nunca, nunca olvidaré los increíbles ejemplos de amor, fe y fuerza personificados por Botham, Brandt y toda la Jean familia”.

Compartelo con Todos!
Artículo anteriorMADRE PELEA PORQUE SU HIJO SE CONVIERTA EN NIÑA.
Artículo siguienteGrupo ATEO presenta una queja sobre el regalo bíblico del juez de Texas y abrazos a asesinos.

No hay comentarios