Compartelo con Todos!

Denuncian que pastor evangélico se benefició con millonaria venta de un inmueble de su propiedad a su propia iglesia, que se financia con diezmos de sus feligreses.

El pastor Alberto Santana, conocido por sus expresiones no precisamente santas respecto de la comunidad LGTBI volvió a ser noticia, esta vez, por haber vendido un lote a la iglesia de la cual es líder, por un precio casi ocho veces mayor al que lo adquirió.

El caso se remonta al 2009, año en el que adquirió acciones de una parcela en Carabayllo por el precio de 90 mil dólares, que equivalen a casi 300 mil soles. Esta transacción la realizó por intermedio de su empresa Corporación Jedidias EIRL. Casi 10 años después, en enero de 2018, el terreno fue vendido a la Iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto, por 2 millones 608 mil nuevos soles, que en dólares son algo así como US$ 800 mil.

Esta revelación realizada por el portal Wayka muestra documentos de la Sunarp en el que se comprueban los hechos mencionados. Pero, además, relata que Santana concentra el poder en la Iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto por ser presidente del Consejo Directivo desde el año 2003.

Según la Cámara Peruana de Construcción (Capeco) y la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), el precio del m² en Carabayllo pasó aproximadamente de 128 a 700 dólares entre 2010 y 2018. Sin embargo, el sobreprecio en la venta del terreno adquirido por la empresa de Santana excede largamente a los cambios en el mercado inmobiliario.

El lote se encuentra en el norte de la capital, en el centro poblado Punchauca del distrito de Carabayllo y tiene un metraje de 37 mil 28 metros cuadrados, nada menos.

Cabe señalar que los propietarios que vendieron el 20% de sus acciones a Santana pensaron que estas se estaban vendiendo a El Aposento Santo. Recién se enteraron que la venta se efectuó a la empresa de Santana.

No hay comentarios