Compartelo con Todos!

Para sus fieles, el líder de La Luz del Mundo es “el apóstol” de Jesucristo. Dios lo hizo así.

Cientos de miles de feligreses se reunieron en Guadalajara el mes pasado para celebrar el 50 cumpleaños de su líder. Llenaron las calles alrededor del imponente templo de la organización – sede de la iglesia evangélica más grande de México, con una fuerte presencia religiosa en partes del sur de California.

Cuando el apóstol Naason Joaquín García fue arrestado este mes en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles por múltiples cargos de abuso sexual, incluyendo la violación forzada de una menor, muchos de sus discípulos se mantuvieron firmes.

“Cuando David iba a pelear contra Goliat, parecía que iba a perder”, dijo Robert Pelegreen, un feligrés y oficial militar retirado. “Este es sólo otro desafío. Dios tiene su plan”.

Desde que el procurador de California, Xavier Becerra presentó cargos, los oficiales de la iglesia han montado una defensa agresiva y pública de su líder, calificando las acusaciones de falsas.

Han tenido conferencias de prensa, han abierto sus iglesias a los reporteros y han trabajado duro para presentar a su comunidad como un lugar que recibe a todos.

Cuando otras organizaciones religiosas, incluyendo la Iglesia Católica, han sido muy cuidadosas en tratar de equilibrar su defensa minimizando las acusaciones, La Luz del Mundo ha hecho todo lo posible para apoyar a su apóstol.

El portavoz y ministro Jack Freeman, quien ha estado con La Luz del Mundo durante 27 años, ve las acusaciones – y otras anteriores contra el padre de García – como parte de una campaña de desprestigio.

“Creo de todo corazón que descubriremos que es inocente”, dijo. “Desafortunadamente, hay personas que no entienden esta iglesia, que no comprenden por qué decimos que es un apóstol.

“Esta no es la primera vez que ocurre y no va a ser la última vez. Es una táctica común para derribar a alguien que está haciendo el bien”.

La decisión de apoyar al apóstol no es del todo sorprendente para una iglesia construida sobre los cimientos de la familia de García. El abuelo del líder fundó La Luz del Mundo en 1926. Desde entonces, un aura carismática ha crecido alrededor de la familia.

La creencia en la inocencia de García es vital para los feligreses, dijo Patricia Fortuny, una antropóloga mexicana que ha estudiado La Luz del Mundo durante décadas.

Pero también es arriesgado.

“Están en una posición muy vulnerable en este momento”, dijo. “A diferencia de otras iglesias pentecostales, el apóstol es el centro de la doctrina y ahora está en peligro, así que toda la congregación está en riesgo. ¿Qué pasará si es culpable?”.

Es una pregunta que flota en el aire, y una que los funcionarios de la iglesia han dicho que no pueden responder.

“No sé qué va a pasar”, dijo Freeman. “Soy muy firme en mi fe, aunque no soy profeta, se que no vamos a estar solos. Lo que sea que eso signifique, ya lo verás”.

García y Alondra Ocampo, Azalea Rangel Meléndez y Susana Medina Oaxaca -todos ellos afiliados a La Luz del Mundo- están acusados de cometer 26 delitos graves, entre los que se incluyen la trata de personas y la producción de pornografía infantil, en el condado de Los Ángeles entre 2015 y 2018.

Con la excepción de Meléndez, que sigue prófuga, los acusados están detenidos y tienen la intención de declararse inocentes. Los fiscales dicen que la fianza de 50 millones de dólares de García es, a su entender, la más alta para cualquier persona en el condado de Los Ángeles.

La Luz del Mundo tiene más de 5 millones de seguidores en todo el mundo, aunque algunos expertos dicen que esas cifras podrían ser demasiado altas.

Desde el principio, la organización reclutó a los mexicanos desempleados que regresaban de los Estados Unidos alrededor de la época de la Gran Depresión. Buscaban un mensaje y lo encontraron en el abuelo de García, el primer apóstol de la organización.

La iglesia tiene rasgos pentecostales, incluyendo el hablar en lenguas, y se basa en una interpretación estricta de la Biblia. Los congregantes rezan de rodillas y los servicios religiosos se caracterizan por el canto y el llanto. Una reunión anual de cientos de miles, llamada la Santa Cena, conmemora la muerte y el sacrificio de Cristo.

“Te sientes en paz, sabiendo que todos tus hermanos están alrededor”, dijo Torrian Tatum, un médico de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que se unió a la iglesia en 2014 y ha asistido a la Santa Cena en Guadalajara.

La Luz del Mundo ha apelado con éxito a los latinos de la clase trabajadora en el extranjero y en los Estados Unidos prometiendo poner orden en sus vidas. Los congregantes, dicen los expertos, se benefician al encontrar redes de apoyo que les ayudan a crecer profesionalmente.

Aunque los obispos y varios tipos de clero forman el orden de la iglesia, ésta gira en torno al apóstol. En diciembre de 2014, García subió a la cabeza después de la muerte de su padre, Samuel Joaquín Flores, quien había tomado el relevo de su propio padre. García pasa la mayor parte del año dando sermones a seguidores de todo el mundo.

“Reciben palabras del apóstol en su iglesia con la misma emoción que se podría imaginar de los primeros cristianos que recibieron una carta de Pablo”, dijo Daniel Ramírez, profesor asociado de religión en Claremont Graduate University.

El padre de García nunca enfrentó cargos cuando fue objeto de acusaciones de abuso sexual. En ese momento, la iglesia pintó a los acusadores como poco confiables y usó ese episodio para señalar la persecución contra la iglesia, dijo Ramírez.

Laurie Levenson, profesora de la Facultad de Derecho de Loyola y ex fiscal, dijo que la decisión de la iglesia de abrir sus puertas a los reporteros no es típica de las organizaciones religiosas cuyos líderes han sido acusados de abuso.

“Siempre hay un riesgo para esta apertura”, dijo. “Pueden estar convencidos de que no hay nada que ocultar, pero no saben cómo se verá a través de los ojos de los demás”.

A diferencia de la Iglesia Católica, que puede sobrevivir a las acusaciones de los sacerdotes, Levenson dijo que todo el futuro de La Luz del Mundo podría estar en riesgo porque su líder está en peligro.

“Esta puede ser una situación de todo o nada”, dijo.

Otros abogados dijeron que cuando las organizaciones religiosas defienden enérgicamente a sus líderes contra las acusaciones de mala conducta sexual, disuaden a las víctimas potenciales de presentarse.

“Lo que la religión debería decir es que dejemos que la justicia siga su curso, estas son acusaciones serias”, dijo John Manly, un abogado que ha representado a cientos de demandantes en casos de abuso sexual.

Jason Dormady, un profesor de historia asociado de la Universidad Central de Washington que ha investigado La Luz del Mundo, piensa que una convicción resultaría en divisiones y pérdida de miembros, pero el grupo sobreviviría.

Recordó las acusaciones en contra del abuelo de García de que tuvo una aventura con una mujer o la violó, lo que él y los líderes de la iglesia negaron en ese momento. En respuesta, cientos de miembros en México se fueron para formar su propia congregación o unirse a otra.

Otros grupos religiosos han continuado después de la caída de sus propios líderes, dijo Dormady. Después del asesinato en 1844 del fundador de la iglesia mormona y profeta José Smith, por ejemplo, Brigham Young surgió como su sucesor.

Para los miembros que permanecen en La Luz del Mundo, “creo que ellos lo verán como que Dios ha elegido un nuevo líder para ellos, que el Espíritu Santo nos ha revelado que será tal y tal, y seguirán adelante”, dijo Dormady.

Pero incluso si la iglesia sobrevive a la convicción -quizás cambiando su estructura o con un nuevo apóstol- la transición podría pesar mucho sobre sus miembros.

Mike Arias, un abogado que ha representado a víctimas de abuso, dijo que este tipo de casos son profundamente perjudiciales para las comunidades.

“Cuando todos los casos de abuso por parte de sacerdotes salían a la luz, la gente no necesariamente cuestionaba su fe en la iglesia, sino a los que la dirigían, y cómo podía suceder esto”, dijo. “No sé si esta gente se preguntará si él es realmente un apóstol de Dios”.

Por ahora, ese no parece ser el caso. Tatum, el feligrés, dijo que personalmente se ofendió cuando el fiscal general de California llamó al apóstol “enfermo” y “demente” este mes en una conferencia de prensa, durante la cual pidió a las víctimas potenciales que se presentaran.

“Naason Joaquín es una representación de la misericordia y la grandeza que Dios trajo a la Tierra”, dijo Tatum. “Es un ejemplo vivo de Jesucristo”.

Comparó las acusaciones contra el apóstol con la persecución que los apóstoles de Cristo enfrentaron en tiempos bíblicos.

“Tienes un individuo que es respetado por millones y millones de personas”, dijo. “Alguien que tiene tanta influencia alrededor del mundo, sin duda, tarde o temprano, la verdad saldrá a la luz”.

FUENTE: latimes.com

No hay comentarios