Compartelo con Todos!
(L-R) Musicians Haig Papazian, Carl Gerges and Hamed Sinno of Mashrou' Leila pose for a picture on November 1, 2017 in New York. The symbol of solidarity brought a harsh backlash. As Lebanese rockers Mashrou' Leila played in Cairo, fans hoisted in the air rainbow flags, the global emblem of gay equality. The open-air festival on September 22 passed peacefully. But as pictures of the flags spread, Egyptian authorities launched roundups of the gay community, arresting dozens of people, with rights groups saying some were subjected to humiliating physical exams. / AFP PHOTO / ANGELA WEISS / TO GO WITH AFP STORY BY SHAUN TANDON - "As Egypt targets gays, band reluctantly bears flag"

El concierto de la banda de rock más popular del país, Mashrou Leila, ha sido cancelado por amenazas de grupos cristianos.

Tras varias semanas de pulso entre la iglesia católica maronita y la banda de rock Mashrou Leila, los clérigos cantan victoria y el Gobierno de Líbano calla. El grupo no actuará el próximo 9 de octubre en el Festival Internacional de Biblos (histórica ciudad cristiana en la costa libanesa) tras ser objeto de una campaña homófoba en las redes sociales. Grupos cristianos radicales e incluso del propio arzobispado de Biblos les acusan de “socavar los valores religiosos” y “fomentar la homosexualidad”.

Tras una década sobre los escenarios, Mashrou Leila se ha convertido en un icono en la música libanesa. Sus canciones las corean miles de jóvenes identificados con la denuncia de los corsés sectarios, la sangría de universitarios sin trabajo, el nepotismo crónico o la defensa de los derechos de las mujeres y de la comunidad LGTBI.

El vocalista, Hamed Sinno, conocido como el Freddie Mercury libanés por su bigote, se ha convertido en un símbolo entre los gais árabes al defender abiertamente su homosexualidad en un país donde puede ser condenado hasta a un año de cárcel.

No hay comentarios