Compartelo con Todos!

El país heleno no es el único donde el virus del Nilo Occidental se ha propagado. Italia, Rumania, Chipre y Serbia también han sido víctimas de la enfermedad.

A las puertas de la temporada de verano en Grecia, las autoridades han advertido de un reciente riesgo que podría poner en peligro a los turistas que visitan el país: se trata del mosquito Culex pipiens, trasmisor del virus del Nilo Occidental, una enfermedad que provocó un brote sin precedentes el año pasado.

Este aviso se produce una semana después de que la Oficina de Exteriores del Reino Unido incluyera dentro de sus recomendaciones para visitar el país mediterráneo tomar una serie de “medidas preventivas” para “minimizar la exposición” a estos insectos.

Danai Pervanidou, del Centro Griego para el Control y Prevención de Enfermedades (Keelpno), aseguró en diálogo con el diario británico The Guardian que la cantidad de casos detectados ha convertido la infección en un “problema de salud pública”. En 2018, un total de 316 personas resultaron infectadas, de las cuales, 50 perdieron la vida.

“El virus se ha establecido en Grecia a través de las aves migratorias y estamos recomendando que todos tomen medidas de protección personal, como usar mangas largas, evitar lugares con agua estancada y usar mosquiteros y repelentes”, aseguró Pervanidou.

De acuerdo con el Keelpno, por lo general el agente infeccionoso no presenta síntomas. Aproximadamente el 20 % de los afectados tiene síntomas similares a los de una gripe común (fiebre, dolores de cabeza y malestar general). Tan solo el 1 % muestra un desarrollo grave de la enfermedad. No obstante, 243 de los casos del año estuvieron acompañados de alteraciones en el sistema nervioso, encefalitis, meningitis y parálisis.

En este contexto, las autoridades han intensificado los programas de sensibilización informando a los profesionales de la salud y distribuyendo folletos en los aeropuertos y a lo largo de las distintas regiones del país para anticiparse a nuevos brotes. Se calcula que para esta temporada de verano Grecia reciba 31 millones de visitantes.

“Es imposible predecir el área de circulación del virus debido a su compleja epidemiología, pero lo que sí sabemos es que se ha trasladado de aldeas y humedales en áreas rurales a grandes centros urbanos”, subraya Pervanidou.

Por desgracia, Grecia no es el único país donde el virus del Nilo Occidental se ha propagado. Italia, Rumania, Chipre y Serbia también han sido víctimas de la enfermedad.

 

No hay comentarios