Compartelo con Todos!

Arabia Saudita ha intensificado su programa de misiles balísticos con la ayuda de China, informó CNN.

Según el reporte de CNN, la administración de Trump, ocultó esta información al Congreso, provocando la ira de los demócratas.

La información de inteligencia obtenida por EE.UU. muestra que Arabia Saudita ha mejorado su infraestructura y tecnología de misiles a través de las recientes compras realizadas a China.

El desarrollo plantea el peligro de una nueva carrera armamentística en Medio Oriente y cuestiona si Estados Unidos está permitiendo tácitamente que Arabia Saudita actúe para contrarrestar a su rival regional, Irán.

En una entrevista al programa “60 Minutes” de la CBS, el príncipe heredero Mohammed bin Salman dijo en 2018 que “sin lugar a dudas si Irán desarrolla una bomba atómica, haremos lo mismo lo antes posible”.

El miércoles, Olli Heinonen, ex subdirector de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), dijo a Radio del Ejército que a pesar de las afirmaciones de la agencia, Irán podría tener suficiente uranio enriquecido para desarrollar armas nucleares en en un plazo de entre seis y ocho meses.

Tres fuentes con conocimiento directo del asunto dijeron a CNN que la nueva información cuestiona la idea de que Arabia Saudita no tiene “la capacidad de desarrollar sus propios misiles o incluso desplegar efectivamente los que tiene”.

Después de que Google Earth publicara imágenes satelitales del sitio del reactor nuclear de Arabia Saudita en abril, los analistas de Bloomberg concluyeron que el reactor está a punto de completarse.

Esta información alertó a los expertos en control de armas, ya que Arabia Saudita no forma parte del acuerdo que siguen otras potencias nucleares para garantizar que sus programas nucleares se utilicen con fines civiles y no militares.

El secretario de energía de Estados Unidos, Rick Perry, dijo que Arabia Saudita podría confiar en China o Rusia para construir reactores nucleares, y que ninguno de esos países se preocupa por la no proliferación nuclear.

No hay comentarios