Compartelo con Todos!

Durante 20 años, John Smid intentó “sanar” a sus pacientes de la homosexualidad como si se tratara de una enfermedad.

Un sacerdote que se dedicaba a “curar” a gays y lesbianas para que abandonaran el camino de la homosexualidad, porque según él, los conducía al pecado, decidió casarse con un hombre.

John Smid, quien decía que la heterosexualidad era lo único real y posible, estaba casado con una mujer y tenía hijos.

El pastor era ministro de un grupo homófono llamado Love In Action que buscaba acabar con la homosexualidad en Tennessee.

El objetivo del grupo que lideraba Smid pretendía quitar la preferencia sexual por el mismo sexo como si se tratara de una enfermedad.

Luego de 20 años de intentos, el sacerdote notó que los pacientes no sanaban por completo, lo que le hizo abrir los ojos hacia la diversidad sexual y se dio cuenta que sentía algo especial por uno de sus pacientes.

Fue entonces que dejó a su esposa y comenzó una relación con un hombre llamado Larry McQueen.

Smid dice que su nuevo esposo es como un espejo en el que se ve todos los días.

Durante la mayor parte de mi vida en el espejo veía mis errores y defectos, el reflejo que hoy día veo con Larry me muestra las cosas positivas de mi ser, mis talentos, regalos y veo cómo puedo ser exitoso en una relación íntima como afectiva.

Compartelo con Todos!
Artículo anteriorFatales, las lluvias en Colombia, 64 muertos
Artículo siguiente¡BRAVO! YouTube prohibirá la publicación de vídeos que niegan el Holocausto

No hay comentarios