Compartelo con Todos!

EE.UU.- Un padre está en medio de una batalla legal que puede acabar con la pérdida de la custodia de su propio hijo. Jeffrey Younger fue acusado de ‘abuso infantil’ por no aceptar la decisión de su ex mujer para criar a su hijo James como una niña.

De acuerdo con documentos judiciales, la ‘identidad de género’ de James podría cambiar, mientras él va a casa de la madre o del padre. Él sólo se viste con ropa de niña cuando está con la madre, que lo llama “Luna”.

Sin embargo, Jeffrey le dijo al diario ‘The Federalist’ que su hijo no le gusta ser tratado como una niña y “violentamente se niega a usar ropa de niña” cuando está con él.

Ahora, la madre acusa a Jeffrey de “comportamiento emocionalmente abusivo” en relación a James, por negarse a “afirmar su identidad como una niña”. Los documentos judiciales enumeran al menos un ejemplo de “abuso”, que incluye cortar el pelo de James y “otras acciones no afirmativas”.

“Aunque no está claro si ese comportamiento se eleva al nivel de la violencia familiar en este momento, la agresión del padre se está volviendo más común y más intensa”, dicen los documentos.

El Federalist divulgó que la madre quiere privar a Jeffrey de sus derechos paternales. “Ella también está buscando que se le obligue a pagar por las visitas del niño a un terapeuta que hace la transición de género, que puede incluir el bloqueo de la producción de la hormona de los ocho años”, continúa el informe.

La madre de James lo llevó para ver a un terapeuta de transición de género que lo diagnosticó con disforia de género. Sin embargo, el terapeuta observa que James prefiere ser llamado “Luna” cuando está con la madre, pero prefiere ser llamado “James” cuando está con el padre.

Los relatos de testigos oculares apoyan las observaciones de Jeffrey sobre James de preferir ser un niño. “Basado en las tres ocasiones en que pasé tiempo con él, yo diría que él actúa y parece inequívocamente como un niño sano de seis años … Estoy orando por James, un niño común de seis años de edad, que es dulce, madurado, inteligente, amable y, en este momento, particularmente vulnerable chiquillo, atrapado en un enfrentamiento titánico de visiones de mundo “, dijo Bill Lovell, el pastor mayor de la Iglesia de Cristo, en Carrollton (Texas).

El caso de James no es el primero y no será el último. La Academia Americana de Pediatría publicó el descubrimiento de que más niños están empezando a usar “términos de género no tradicionales” para identificarse. Algunos padres hasta permiten que sus hijos escojan su propio género.

No hay comentarios