Compartelo con Todos!

Se calcula que actualmente solo quedan 400 ejemplares de esta especie, endémica de Indonesia, en estado salvaje.

Un ejemplar de tigre de Sumatra (Panthera tigris sumatrae), una especie en grave peligro de extinción, ha sido víctima de una trampa destinada a cazar jabalíes. Esta especie solo se encuentra en la isla de Sumatra, en Indonesia, y se calcula que solo existen unos 400 ejemplares con vida. Lo más triste de esta historia es que este tigre era una hembra embarazada que iba a dar a luz próximamente a una camada de cachorros.

La trampa fue instalada por un cazador en la aldea de Muara Lembu, en la provincia indonesia de Riau. La tigresa fue encontrada muerta por residentes locales el martes y avisaron a los organismos de conservación. Cuando estos se acercaron al lugar el día siguiente descubrieron al tigre muy cerca del barranco con una soga enrollada alrededor del vientre.

Una especie que desaparece

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera al tigre de Sumatra una subespecie críticamente amenazada. Desde 1990 existe una ley que prohíbe matar tigres bajo penas de prisión. Pero, pese a los esfuerzos de conservación, la deforestación y la caza furtiva podrían llevar a la extinción de estos maravillosos animales.

Según TRAFFIC, la red mundial de monitoreo del comercio de vida silvestre, la caza furtiva es el responsable de más del 78% de las muertes de tigres de Sumatra. Y según recoge WWF, no hay indicios de disminución significativa de la caza de estos animales desde principios de la década de los 90.

Además, la destrucción de su hábitat por la agricultura, asentamientos y nuevas plantaciones fuerza a los tigres a establecerse en nuevas áreas más cerca de población humana. Eso provoca conflictos entre humanos y tigres, la pérdida de ganado, heridas a aldeanos o, como en este caso concreto, terribles accidentes.

No hay comentarios