Compartelo con Todos!

La superficie del que fuera uno de los ecosistemas más ricos de Sudamérica se ha reducido a una décima parte de la original y el número de especies de mamíferos que lo habitan ha descendido a la mitad.

El bosque tropical de gran riqueza biológica que históricamente fue la Mata Atlántica se está convirtiendo en el “más vacío” del mundo, denuncia un grupo de ecólogos. En un artículo publicado en PLOS One este 25 de septiembre sobre la situación de los mamíferos de ese ecosistema, el segundo más importante de Brasil después de la selva Amazónica.

Igual que en el caso de los bosques húmedos de la cuenca del Amazonas, la reducción de la biodiversidad en las regiones más cercanas al litoral suroriental de Brasil está relacionada con la creciente desforestación. La superficie de bosques atlánticos se ha reducido de los 1,1 millones de kilómetros cuadrados que ocupaban originalmente a 0,143 millones, lo que significa que apenas se conserva un 10% del bosque atlántico original.

Todas las especies de medianos y grandes mamíferos están expuestas a la amenaza de extinción debido a las enormes pérdidas de población que han sufrido. En sus estimaciones los investigadores no tuvieron en cuenta las especies de menos de un kilo de peso, es decir, gran parte de los roedores más difundidos, como ardillas y ratas.

Los ecólogos compararon los registros de biodiversidad publicados en los últimos 30 años con datos de referencia tomados en los tiempos del Brasil colonial. Según sus cálculos, más de la mitad de las especies de mamíferos del bosque dejaron de existir desde que los europeos colonizaron la región en el siglo XVI. La causa del desastre de la desfaunación ha sido la variada actividad humana, incluidas la tala de árboles, la agricultura y la caza.

El equipo examinó por separado distintos grupos de especies para determinar cuáles sufren un mayor declive en su población. Este trabajo comparativo reveló que los más vulnerables son los superpredadores y grandes carnívoros como jaguares y pumas, así como los grandes herbívoros, como los tapires.

Actualmente la Mata Atlántica es una “pálida sombra de lo que era”, estimó el ecólogo brasileño Juliano André Bogoni, el primer autor del estudio. Los hábitats de sus animales “a menudo son muy incompletos, se limitan a remanentes de bosque insuficientemente grandes y quedan atrapados en un vórtice de extinción abierto“, recoge el sitio web de la Universidad de Anglia Oriental, en el Reino Unido, que también contribuyó a la investigación.

Los científicos piden actuar y describen como ineficaces los esfuerzas actuales para preservar la biodiversidad.

No hay comentarios