Compartelo con Todos!

El desastre natural hizo que se desbordaran los ríos de Carolina del Norte, provocando numerosas inundaciones en el estado.

Una nueva imagen de la NASA muestra cómo el paso del huracán Florence afectó a la calidad del agua en tres ríos que desembocan en el océano Atlántico. La fotografía fue captada el 19 de septiembre por el instrumento de observación OLI, instalado a bordo del satélite Landsat 8 de la agencia espacial.

En ella se pueden observar las aguas oscurecidas de los ríos White Oak, New River y Adams Creek. A medida que el nivel de sus aguas subía, se agitaba también la materia orgánica en ellas, como hojas, raíces o cortezas, que contienen pigmentos y sustancias químicas, lo cual puede provocar el color más oscuro del agua.

En la imagen, los colores marrones más oscuros representan mayores concentraciones de contaminantes, mientras que los azules y verdes tienen concentraciones más bajas de contaminantes. La mayoría de los ríos de Carolina del Norte, el estado más afectado por el huracán, todavía permanecen desbordados, pero los niveles de agua en algunos de ellos ya han comenzado a disminuir.

No hay comentarios