Compartelo con Todos!

Ante la inestabilidad en las condiciones del tiempo por el paso al sur de Puerto Rico de la depresión tropical Kirk, el comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Carlos Acevedo, exhortó a la precaución durante el fin de semana y advirtió de vigilancia por inundaciones repentinas y corrientes marinas y posibilidad de deslizamientos.

“El paso de Kirk como depresión tropical al sur de Puerto Rico, deteriorará significativamente las condiciones climatológicas para toda la isla. Además, un mal tiempo relacionado al sistema subtropical Leslie, afectará las condiciones marítimas al norte de Puerto Rico”, explicó el funcionario en un comunicado.

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) emitirá una serie de alertas para distintos sectores de Puerto Rico, con el fin de que la ciudadanía se mantenga protegida.

Así habrá vigilancia de inundaciones repentinas desde el viernes a las 18.00 horas hasta el sábado a las 20.00 hora local.

Vigilancia de inundaciones costeras (especialmente para la costa norte), entre mañana a las 18.00 horas y el domingo a las 18.00 hora local, así como advertencia de resaca fuerte (para la costa norte) entre el viernes a las seis de la mañana hasta el lunes a la misma hora.

Riesgo alto para corrientes marinas (para todas las costas) entre mañana a las seis de la mañana hasta el lunes a la misma hora.

Los expertos han indicado que existe un alto riesgo de inundaciones repentinas a través de la mitad este de Puerto Rico, así como riesgo de deslizamientos en áreas de terreno empinado.

Se esperan acumulaciones que fluctuarán entre 1 a 4 pulgadas de lluvia y algunos sectores en el este y sureste podrían recibir hasta 6 pulgadas (unos 15 centímetros).

Por otro lado, se esperan vientos en ráfagas entre 25 y 35 millas por hora (entre alrededor de 40 y 56 kilómetros hora)

En cuanto a la situación en las costas, el SNM anticipa oleaje peligroso de entre 8 y 12 pies (entre 2,4 y casi cuatro metros) a través de las aguas del Atlántico, así como de entre 6 y 8 pies (alrededor de 1,8 y 2,4 metros) en el Mar Caribe.

Se espera que las olas rompientes produzcan corrientes marinas sumamente peligrosas a través de la mayoría de las costas Puerto Rico durante el viernes y sábado.

Estas olas rompientes, de entre 15 y 20 pies (entre unos 4,5 y 6 metros) podrían ocasionar inundaciones y erosión costeras, especialmente en la zona norte de la isla.

“La ciudadanía debe permanecer atenta e informada ya que existe el potencial de inundaciones urbanas y de riachuelos. Es importante que, si vive en zonas vulnerables a inundaciones o deslizamientos, busque refugio en un lugar seguro. Les exhortamos a tomar las acciones necesarias para evitar situaciones que lamentar”, agregó.

“No es momento para visitar playas ni ríos, aunque el tiempo pareciera estar bien, las corrientes marinas y los golpes de agua representan riesgos que ninguna persona debe asumir”, sentenció el comisionado.

Acevedo Caballero recalcó que cada persona debe revisar los desagües, así como las alcantarillas y cualquier otra área que pudiera causar inundaciones en los alrededores de las residencias y de necesitar asistencia, debe comunicarse con su Oficina Municipal para el Manejo de Emergencias.

Por último, recordó que las once regiones del NMEAD, así como los demás negociados del DSP y las 78 Oficinas Municipales para el Manejo de Emergencias estarán vigilantes y trabajando para garantizar la seguridad de la ciudadanía.

No hay comentarios