Compartelo con Todos!

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y el presidente de EE.UU., Donald Trump, sostuvieron una reunión en el marco de la Asamblea General anual de la ONU en Nueva York.

Trump consideró que pese a lo controversial, el traslado de la embajada de EE.UU. hacia Jerusalén fue positivo en muchas maneras y ha producido avances en distintos ramos. A Israel no le queda más que una respuesta agresiva ante los embates agresivos en la región, dijo Trump. “EE.UU. está con Israel en un 100%”, agregó.

Netanyahu agradeció a Trump por su discurso en contra de Irán ofrecido ayer en el pleno de la Asamblea General. De la misma forma le agradeció por su apoyo a Israel, asegurando que no hay ningún otro mandatario en la sede de la ONU que apoye tanto al Estado judío como Trump.

“Usted cambió la historia, y tocó nuestros corazones”, dijo el primer ministro al respecto del traslado de la embajada de EE.UU. a Jerusalén.

El primer ministro de Israel reiteró que el Estado judío continuará realizando esfuerzos para defenderse de cualquier tipo de agresión en Siria y Líbano.

Tal como en los pasados encuentros, Netanyahu aseguró que “la alianza entre Israel y EE.UU. nunca ha sido tan fuerte como con usted”, dijo Netanyahu.

Alrededor de un cuestionamiento sobre su plan de paz, Trump dijo su equipo continúa trabajando sobre el mismo y que Israel tendrá que dar algo bueno a cambio a los palestinos. Trump aseguró igualmente que la solución de los dos Estados para resolver el conflicto palestino-israelí es la mejor para resolverlo.

Se trataría de la primera que Trump expresa públicamente su respaldo al establecimiento de un Estado palestino al lado del Estado de Israel.

El mandatario norteamericano aseguró que los detalles de su plan de paz serán presentados dentro de alrededor de de dos o tres meses, y dijo estar convencido de que los palestinos regresarán a la mesas de negociaciones con Israel.

La Autoridad Palestina tensó su relación con la Casa Blanca desde que Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel en diciembre pasado, y se ha negado a entablar de nuevo pláticas encaminadas hacia un acuerdo de paz con EE.UU. como intermediario.

Entre las respuestas a la declaración de Trump, el ex primer ministro de Israel y opositor al gobierno de Netanyahu, Ehud Barak, aplaudió sus palabras.

“Gracias, presidente Trump, por estar al lado de Israel y de la solución más realista para nuestra seguridad y nuestro futuro: la solución de los dos Estados. La mayoría de los israelíes comparten la misma visión”, dijo a través de su cuenta de Twitter.

En la misma línea, Tzipi Livni, líder de la oposición política al gobierno de Netanyahu, también expresó su beneplácito.

“Felicito las palabras del presidente Trump y las dos cosas que dijo relacionadas al futuro de Israel: tanto la determinada posición de EE.UU. en cuanto a la seguridad de Israel, como su respaldo a la solución de dos Estados nacionales. Ambas son importantes para nuestro futuro”, escribió en su cuenta de Twitter.

Mientras que por otra parte, el titular del Ministerio de Educación de Israel y líder del partido Hogar Judío, Naftali Bennett, mostró cierta molestia ante la declaración del mandatario.

“El presidente de EE.UU es un verdadero amigo de Israel. Habiendo dicho esto, es importante decir que mientras que Hogar Judío permanezca en el gobierno, no se establecerá un Estado palestino que signifique una tragedia para Israel”, dijo.

Tras la declaración conjunta con Trump, Netanyahu se reunió con el presidente de Guatemala, Jimmy Morales.

Previo a la reunión con Trump, Netanyahu se reunió con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo. De la misma forma tiene previsto encontrarse con el presidente de Polonia, Andrzej Duda, y con el premier de Austria, Sebastian Kurz.

Hoy jueves 27 de septiembre, Netanyahu otorgará su discurso en el pleno de la Asamblea General de la ONU.

No hay comentarios