Compartelo con Todos!

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, conversó con el presidente ruso Vladimir Putin luego de que Moscú anunciara que entregará a Siria el poderoso sistema de defensa antimisiles S-300

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, advirtió al presidente ruso Vladimir Putin su rechazo a la entrega de armas sofisticadas a Siria, así como señaló la responsabilidad del ejército de ese país en el derribo de un avión ruso.

Netanyahu reiteró a Putin su confianza en las conclusiones de la investigación del ejército israelí sobre el derribo de un avión ruso en Siria, según un comunicado de su oficina, reiterando en una conversación telefónica que la responsabilidad del incidente recae sobre todo en el ejército sirio, que abatió al avión.

El 17 de setiembre, las defensas antiaéreas sirias derribaron por error un aparato militar ruso tras un ataque israelí contra Siria, provocando la muerte de 15 personas.

Moscú culpó a los pilotos israelíes de haber utilizado al avión ruso como “escudo”.

Rusia anunció nuevas medidas de seguridad para proteger a sus militares en Siria, lo que incluye suministrar al ejército sirio un sistema de misiles de defensa aérea S-300 y de bloqueo de los radares de aviones de combate en las cercanías.

“Netanyahu le dijo a Putin que Israel confiaba en la versión” de sus Fuerzas Armadas, y aseguró que “el ejército sirio”, cuya agresión “junto a Irán” está socavando la estabilidad regional, “es el responsable del desafortunado incidente”, de acuerdo al comunicado.

A pesar de la controversia, “acordaron continuar el diálogo entre equipos profesionales y la coordinación intermilitar a través de los canales” pertinentes, añade la declaración israelí.

No hay comentarios