Compartelo con Todos!

Pretenden recolectar el material genético de decenas de miles de animales, enfocándose en los más vulnerables a los riesgos de extinción.

Un grupo de 150 científicos y 50 instituciones de 12 países pretenden crear un Arca de Noé digital que contenga el genoma de las 66.000 especies de vertebrados que quedan en la Tierra, secuenciando el ADN de al menos un macho y una hembra de cada especie.

El Proyecto Genome 10K lleva 10 años en marcha, y el objetivo inicial era secuenciar el genoma de 10.000 especies. Pero los avances en la tecnología permiten acelerar el proceso, y ahora se ha convertido en el Proyecto Vertebrate Genomes, que va a almacenar el genoma de las 66.000 especies de vertebrados que hay en el planeta.

Hasta hace unos años obtener el genoma completo (todo el material genético que tiene un organismo) de un vertebrado costaba millones de dólares y un año de trabajo. Ahora se puede conseguir en una semana por apenas 30.000 dólares.

¿Qué utilidad tiene almacenar el genoma de un animal?

Lo cierto es que las aplicaciones son muy numerosas. El Proyecto Genome 10K va a estar abierto a todos los investigadores, así que cada rama de la ciencia obtendrá un beneficio diferente.

Por ejemplo, se ha detectado que algunas especies se han extinguido por culpa de un gen defectuoso. Del mismo modo, en los genes se pueden encontrar enfermedades congénitas que afectan a ciertos animales. Así que un estudio del genoma puede ayudar a que una especie no se extinga.

Del mismo modo, si se produce la extinción el genoma completo secuenciado puede ayudar a revivirlo, al más puro estilo Jurassic World, cuando la tecnología lo permita. El objetivo del Proyecto Genome 10K no es sólo almacenar el genoma, sino hacerlo con la precisión suficiente para que no haya que volver a repetirlo en el futuro.

Se han detectado genomas almacenados que mezclan genes del macho y de la hembra, o están divididos en miles de millones de fragmentos, que luego cuesta mucho analizar. Proyecto Genome 10K va a secuenciar el ADN en fragmentos lo más grandes posibles para que los científicos puedan trabajar con ellos sin esfuerzo. Y con la tecnología más precisa, para que esa secuenciación sea definitiva. Además, se va almacenar el ADN del macho y de la hembra por separado.

Este Arca de Noé digital con el genoma de 66.000 especies de vertebrados es un proyecto que costará años y mucho dinero, pero la implicación de 50 institutos científicos de 12 países, garantiza su éxito. Una valiosa herramienta para evitar la extinción de miles de especies en peligro.

No hay comentarios