Compartelo con Todos!

Un terremoto de magnitud 6,9 sacudió este lunes el archipiélago de Kermadec, situado al norte de Nueva Zelanda, sin que las autoridades informaran inicialmente de víctimas o daños, o se emitiera una alerta de tsunami.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que vigila la actividad sísmica de todo el mundo, situó el con epicentro de 111 km de profundidad bajo el lecho marino y a 708 kilómetros al noreste de Ngunguru, localidad situada en el extremo norte de la Isla Norte neozelandesa.

El Centro de Alertas por Tsunami del Pacífico emitió un comunicado en el que descartó el riesgo de ola gigante a causa del terremoto de magnitud 6,7 en la escala Richter el sur de las islas Kermadec.

La red de observación geológica neozelandesa, GeoNet, registró el sismo a las 4:18 p.m. hora local, con epicentro de 132 km de profundidad y 785 km fuera de la isla norte de Whakatane.

El Ministerio de Defensa Civil de Nueva Zelanda dijo que en base a la información que se recopiló hasta el momento, se descarta una posterior amenaza de tsunami.

Las Kermadec, situadas entre la Isla Norte de Nueva Zelanda y Tonga, están deshabitadas, excepto por el personal de la base permanentemente instalada en Raoul y que tiene una estación meteorológica y de radio.

Nueva Zelanda se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía y registra unos 14 mil terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos.

El pasado 8 de septiembre, un sismo de magnitud 6.1 grados Richter sacudió este sábado el sur de Filipinas sin que se informara de víctimas o daños materiales.

El Servicio Geológico de Estados Unidos informó de que el movimiento telúrico ocurrió a las 07.16 GMT y su epicentro se situó a unos nueve kilómetros de la localidad de Manay y a unos mil 300 kilómetros al sur de la capital filipina.

No hay comentarios