Compartelo con Todos!

Tras rechazarse, por 40 votos, el pasado mes de julio el borrador de directiva de los derechos de autor en internet, el texto vuelve a someterse a votación la semana que viene.

Tras rechazar el Parlamento Europeo, contra todo pronóstico, la reforma de los derechos de autor el pasado mes de julio, el texto volverá al pleno este 12 de septiembre en donde se abrirá de nuevo el debate sobre una directiva polémica que busca proteger a los creadores del mundo digital pero que está plagada de lagunas.

Este inesperado giro de guion supuso la ralentización de una directiva que busca establecer criterios más estrictos a la hora de comercializar y distribuir contenidos protegidos y que pretende poner límites a plataformas como YouTube haciéndolas responsables del contenido que difunden y obligándolas a obtener licencias.

Asimismo, también incluye la creación de un derecho de los medios de comunicación que les permitiría autorizar o prohibir a los agregadores de noticias la reproducción de sus contenidos.

Dos puntos que han hecho saltar las alarmas entre los gigantes de internet cuya presión les ha dado la victoria de la última batalla. Por su parte, los servicios de mensajería y las redes sociales quedarían exentas de su aplicación, así como la Wikipedia, al considerar que la compartición de contenidos en estos canales se realiza sin ánimo de lucro.

Pero la guerra continúa en el Parlamento Europeo donde se juega el futuro de los derechos de autor en internet, en manos de los 12 europarlamentarios españoles ausentados durante la pasada votación al coincidir con el congreso de elección del nuevo presidente del PP y, en principio, afirma El Economista, favorables a la aprobación de la directiva.

También dependerá de los 31 indecisos que se abstuvieron y que tienen ahora una nueva oportunidad para decantarse por una opción u otra ante una reforma contrarreloj y es que, de rechazarse, el fin del mandato de la Comisión podría dejar de nuevo en el limbo la regulación de los derechos de autor en el mercado digital.

No hay comentarios