Compartelo con Todos!

Está pronosticado su fortalecimiento durante las próximos 36 horas, con posibilidad de convertirse en huracán cuando toque tierra a lo largo de la costa central del Golfo.

La tormenta tropical Gordon, que se ha formado esta madrugada sobre los Cayos de Florida, está arrasando el sur de este Estado con vientos huracanados y lluvias intensas, según ha informado este lunes el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Según el boletín de las 11 de la mañana (hora estándar del Atlántico), la tormenta tropical presenta vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora con fuertes ráfagas y se pronostica su fortalecimiento durante las próximas 36 a 48 horas, con posibilidad de convertirse en huracán cuando toque tierra a lo largo de la costa central del Golfo.

“Parece que durante los próximos tres o cuatro días vamos a tener que mirar muy de cerca”, ha dicho Kenneth Graham, director del CNH. Graham también ha recordado a los habitantes de Florida que si están en el interior del Estado pueden sufrir lluvias fuertes y les ha pedido que se refugien.

El año pasado, los huracanes azotaron Texas, Florida y Puerto Rico, causando miles de muertes, cientos de miles de millones de dólares en daños, apagones masivos y devastación en cientos de miles de estructuras.

Está previsto, según las agencias meteorológicas, que la tormenta se fortalezca en el Golfo de México y llegue a los Estados centrales de Alabama, Mississippi y Luisiana el martes por la noche, según ha informado el CNH. En la desembocadura del río Mississippi, alrededor del área de Nueva Orleans, la tormenta podría generar un aumento de hasta un metro en el nivel del mar y grandes oleajes podrían golpear las costas a lo largo de otras partes del Golfo.

“La combinación de grandes oleajes causados por la tormenta y la marea provocarán que las áreas normalmente secas cercanas a la costa se inunden con el aumento de las aguas que se mueven tierra adentro desde la costa“, ha especificado el Centro Nacional de Huracanes en un comunicado. Además, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo el domingo que había activado el Equipo de Acción contra Crisis del Estado como medida de precaución.

No hay comentarios