Compartelo con Todos!

El agua de la Laguna de Chakanbakán, en Quintana Roo, fue succionada por varios socavones.

La fractura del suelo provocó que la Laguna de Chakanbakán, en Quintana Roo (México), desapareciera en cuestión de horas. Una situación que preocupa a los científicos y habitantes de la zona. Ocurrió el pasado 21 de agosto, cuando los pobladores de la zona fueron notificados del problema y acudieron al lugar para observar cómo el agua se iba drenando por varios agujeros en la tierra.

“La laguna desapareció y en el fondo aparecieron socavones”, dijo Francisco Reyes, ejidatario de Laguna Om, la comunidad más próxima a la laguna, según un texto de la revista Proceso.

Horas más tarde, algunos ciudadanos denunciaron la desaparición de un porcentaje importante de la laguna. Las fracturas del suelo en zona intermedia de la laguna provocaron que en menos de 12 horas se vaciara más de la mitad.

José Luis Blanco Pajón, delegado de la Comisión Nacional del Agua, dijo que el vital líquido fue drenado a través de tres socavones en el área donde se encontraba la laguna, uno de ellos de 10 metros de diámetro. Los agujeros se formaron de manera natural, por un fenómeno conocido como ‘xuch’, el cual se produce cuando las capas de tierra que soportan el agua se rompen.

De las 20 hectáreas que abarcaba la laguna, el agua se perdió casi en un 80% del terreno. La sequía de la laguna provocó la muerte de varios peces, tortugas y cocodrilos que habitaban en la zona.

Los impactos sociales

Una situación que tiene preocupados a los habitantes de la región por las implicaciones no solo ecológicas, sino también económicas, que producirá dicho fenómeno.

Los ejidatarios asentados en las inmediaciones de la Laguna de Chakanbakán, cercana al sitio arqueológico del mismo nombre, ubicada a 90 kilómetros de la ciudad de Chetumal, habían gestionado recursos para construir infraestructura turística en la zona.

“Yo creo que llevará años que la laguna esté al mismo nivel, me siento muy triste porque ésta es nuestra región y, más que nada, los turistas ya no nos van a visitar”, dijo Manuel Osvald García, vecino de la comunidad de Ixpujil, a Noticieros Televisa.

Sin embargo, otros pobladores se muestran más optimistas en que el agua regrese pronto a la laguna.

“Lo que es la naturaleza, nos lo quita y la naturaleza nos lo repone”, dijo Leopoldo Santos Fajardo, comisario ejidal de Laguna Om, quien estima que en algunas semanas el nivel del agua se podría recuperar.

Ante los deslizamientos de tierra, las autoridades restringieron el acceso a la laguna.

No hay comentarios