Compartelo con Todos!

Legisladores de la Lista (Árabe) Conjunta unieron fuerzas con la Autoridad Palestina para buscar la censura de Naciones Unidas del Estado judío, acusó el embajador de Israel ante la ONU en Nueva York, Danny Danon, el domingo.

“La delegación palestina, en cooperación con los miembros de la Knéset de los partidos árabes, está planeando pasos destinados a manchar a Israel y dañar su imagen a través de la incitación y la mentira“, dijo Danon.

Habló después de que la diputada de Lista Conjunta Aida Touma-Sliman se reunió la semana pasada con la Secretaria General Adjunta de Asuntos Políticos de la ONU, Rosemary DiCarlo, en Nueva York para buscar apoyo para la batalla de su partido contra la recién aprobada Ley del Estado Nación.

Los partidarios de la legislación dicen que apuntala la identidad de Israel como un estado judío, mientras que sus oponentes sostienen que es racista y discrimina a las minorías del país.

La Autoridad Palestina ya declaró que es probable que actúe contra Israel en la Asamblea General de la ONU. Entre las medidas que está sopesando está un texto que exigiría la expulsión de Israel de la ONU. Se presume que Estados Unidos bloquearía tal medida en el Consejo de Seguridad de la ONU, que tiene la última palabra al respecto.

Danon, sin embargo, se quejó ante el presidente de la Knéset, Yuli Edelstein, por las acciones de los parlamentarios árabes, afirmando que era parte de una serie más amplia de pasos que han tomado contra el estado.

“En los últimos dos años, hemos sido testigos de una estrecha cooperación entre los miembros del Knéset y la delegación palestina en la ONU, cuyas actividades incitan y difaman contra el Estado de Israel, y son celebradas en el escenario internacional“, dijo Danon.

“Por ejemplo, la diputada Aida Touma-Sliman participó en una conferencia conmemorativa del 50 aniversario de la ocupación israelí, y el legislador Ahmad Tibi participó en un evento antiisraelí de la Conferencia de Palestina el 29 de noviembre.

“Encuentro censurable el hecho de que miembros en activo de la Knéset estén cooperando con estas iniciativas y exploten cínicamente sus posiciones como representantes oficiales del estado con el fin de perjudicarlo en el ámbito internacional“, dijo Danon.

Edelstein dijo que aquellos parlamentarios que difamaban a Israel internacionalmente recibían salarios y asistencia legislativa del estado.

“Quien coopere con la Autoridad Palestina contra Israel debería preguntarse si el lugar que les corresponde se encuentra en el parlamento palestino o el israelí“, dijo Edelstein.

El presidente del Comité de Asuntos Internos de la Knéset, diputado Yoav Kisch (Likud), solicitó al Comité de la Cámara que enmiende las reglas éticas del parlamento para imponer severas sanciones a los parlamentarios que actúan contra Israel en el ámbito internacional.

Varios parlamentarios que se oponen a la Ley del Estado-nación también criticaron severamente a los políticos de la Lista Conjunta por buscar la censura de Naciones Unidas a la ley.

El líder del partido Unión Sionista, Avi Gabbay, dijo: “Los parlamentarios de la Lista Conjunta denigran a nuestro país en todas partes y seguiremos luchando contra este fenómeno“.

Señaló, sin embargo, que la última persona en quejarse debería ser el primer ministro Benjamin Netanyahu, “que estrechó calurosamente la mano de [el líder palestino Yasser] Arafat, liberó a 1.000 terroristas de Hamás, perdió ante Hamás en la Operación Margen Protector y trajo a [el líder de Hamás] Salah al-Arouri a la Franja de Gaza“.

Twouma-Sliman dijo que la Ley del Estado-Nación “es una ley de apartheid” que es “reminiscente de regímenes oscuros y tiránicos” y agregó que su partido no solo tiene el derecho “sino la obligación moral” de luchar contra el racismo y la discriminación.

El llamado a la ONU se hizo con la profunda convicción de que esta ley no es simplemente un asunto interno israelí, sino que tiene implicaciones negativas de gran alcance para el Estado de Israel, el pueblo palestino y cualquier intento futuro de resolver el conflicto israelí-palestino, dijo.

El diputado de Lista Conjunta Yousef Jabareen agregó: “El gobierno de Netanyahu no está por encima del derecho internacional“.

No hay comentarios