Compartelo con Todos!

El ministerio de Defensa ruso aseguró que sus soldados “han tenido experiencia en combate” en apoyo al régimen de Bashar al Assad. Las autoridades detallaron que realizaron 39.000 ataques aéreos.

Desde el comienzo de la guerra siria, el dictador Bashar al Assad encontró en Vladimir Putin a su principal aliado. Este miércoles, el ministerio de Defensa ruso anunció que el Kremlin envió más de 63.000 militares a Siria.

Un total de 63.012 efectivos rusos han “tenido experiencia en combate”, señaló el ministerio en un video sobre la campaña rusa en apoyo al régimen sirio, desde setiembre de 2015.

Esta cifra incluye a 25.738 oficiales y 434 generales, así como a 4.349 especialistas en artillería y cohetes, detalló.

Anteriormente, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, había manifestado en diciembre de 2017 que más de 48.000 de sus militares habían participado en la campaña en Siria.

Putin había ordenado en diciembre del año pasado retirar la mayor parte de sus tropas de Siria.

Pero el pasado mes de junio indicó que los militares permanecerían en Siria “mientras fuera beneficioso”, y que todavía no planeaba retirarlos.

El ministerio señaló este miércoles que la Fuerza Aérea rusa había realizado más de 39.000 incursiones en cielo sirio, en las que abatieron a “más de 86.000 insurgentes” y destruyeron 121.466 “objetivos terroristas”.

Añadió que sus tropas habían probado 231 tipos diferentes de armas modernas en Siria, incluidos aviones, sistemas de misiles tierra-aire, de crucero y otros.

En el video no se menciona el número de bajas civiles o de militares rusos.

La intervención de Moscú en la guerra con múltiples frentes en Siria, apoyando al régimen de Al Asad, significó un punto de inflexión en el conflicto. Incluso gran parte de la comunidad internacional acusa a Rusia de atacar también a la población civil rebelde.

Desde su comienzo, en 2011, la guerra en Siria ha provocado más de 350.000 muertos y millones de desplazados.

No hay comentarios