Compartelo con Todos!

El organismo dependiente de la ONU asegura que un reactor moderado por grafito de cinco megavatios y una planta de reprocesamiento siguen funcionando en Yongbyon.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dependiente de la ONU, ha asegurado este martes que no existen indicios de que las actividades nucleares de Corea del Norte hayan cesado a pesar de sus promesas de desnuclearización, informa AFP.

“La continuación y el posterior desarrollo del programa nuclear de la República Democrática de Corea del Norte y sus declaraciones públicas relacionadas son motivo de gran preocupación”, reza un informe de la OEIA publicado la tarde de este lunes por Yukiya Amano, diplomático japonés que colabora con la ONU.

El documento será presentado en una reunión de la junta del OEIA el próximo septiembre. Según la organización dependiente de la ONU, el país asiático habría vuelto a hacer funcionar algunas partes de sus instalaciones nucleares.

Este martes el medio japonés Yomiuri Shimbun informó de que un reactor moderado por grafito de cinco megavatios y una planta de reprocesamiento han estado en funcionamiento en la localidad norcoreana de Yongbyon. La OEIA declaró que es profundamente lamentable que Pionyang esté violando las resoluciones del Consejo de la ONU que prohíben el desarrollo de misiles y armas nucleares.

¿Un paso atrás?

Las conversaciones a seis bandas sobre la desnuclearización de la península de Corea comenzaron en agosto del 2003 con la participación de Rusia, Corea del Norte, Corea del Sur, EE.UU., China y Japón

Como resultado, Pionyang no solo congeló su programa nuclear, sino que también comenzó a desmantelar el reactor en el centro experimental de Yongbyon

Sin embargo, desde el 2008 el diálogo llegó a un punto muerto después de que EE.UU. y Corea del Norte no llegaran a un acuerdo sobre la manera de verificar la lista de los programas nucleares que proporcionó Pionyang, mientras que Japón y Corea del Sur se negaron a cumplir con sus obligaciones para suministrar a los norcoreanos el combustible para sus plantas de energía convencionales, a cambio de renunciar a programa nuclear

Este 2018, como resultado de la cumbre entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente surcoreano Moon Jae-in, así como la reunión de Kim con el presidente de EE.UU., Donald Trump, Corea del Norte mostró su buena voluntad para seguir con la desnuclearización del país. Por ello destruyó el polígono de pruebas Punggye-ri

No hay comentarios