Compartelo con Todos!

Los próximos cinco años serán de altas temperatura e inviernos cálidos. Por cada grado extra el número de muertes por golpe de calor se elevará un 5%.

Regeneración, 15 de agosto del 2018.-Los próximos cinco años serán de altas temperatura e inviernos cálidos, según un estudio elaborado por climatólogos del Instituto Meteorológico de Países Bajos y publicado en Nature Communications.

“Lo que muestra nuestro modelo del clima es que las insólitas y elevadas temperaturas se mantendrán en la misma línea durante, como mínimo, los próximos cinco años y que la de los océanos seguirá esa misma tendencia durante incluso más tiempo”, explican Florian Sevellec, de la Universidad de Brest (Francia) y Sybren Drijfhout, del Instituto Meteorológico de Países Bajos.

El modelo de estos dos meteorólogos se basa en los cambios registrados en el clima durante los últimos 50 años, teniendo en cuenta las probabilidades de que se diesen anomalías a corto plazo. Entre ellas, las olas de calor que durante mediados de 2018 han sorprendido a buena parte del hemisferio norte y el calentamiento global que se experimenta desde principios de siglo.

El modelo de los expertos, predijo correctamente todos los fenómenos de olas de calor y calentamiento global, con estos antecedentes pueden prever que en los próximos cinco años, habrá temperaturas más altas de lo normal en la superficie de los mares que serán parecidas a las de 2016 y 2017.

Según sus cálculos, las temperaturas serán de media 0,1 grados más elevadas que de costumbre, lo que aumentará notablemente la frecuencia con la que golpean las sequías, las olas de calor y otras anomalías climatológicas relacionadas con el calentamiento global.

La situación no logrará estabilizarse hasta 2022 y, aun así, las probabilidades de que sea así solo serán del 31%. Si no se estabilizan, al mundo le esperan más temperaturas elevadas durante más tiempo.

Para los meteorólogos, la causa de las elevadas temperaturas, de las olas de calor, de las de frío en verano y de los largos aguaceros cuando no tocan está clara: el calentamiento global.

Que sigan teniendo lugar y que la frecuencia con la que nos sorprenden sea más elevada dependerá de si el calentamiento global empeora o de si, por el contrario, conseguimos controlarlo. Todos estos fenómenos irán afectando con el tiempo a masas de tierra de más extensión, añaden.

Los meteorólogos tienen claro sobre las consecuencias. Que la tasa de mortalidad vaya aumentando. Por cada grado extra el número de muertes por golpe de calor se elevará un 5%.

No hay comentarios