Compartelo con Todos!

Impuestos afectarían el comercio de mil mdd de pescado; China podría buscar otro proveedor.

Aunque los pescadores de Alaska están acostumbrados a lidiar con el clima inestable, ahora se enfrentan al desafío de la guerra comercial de Estados Unidos con China, quienes compran anualmente mil millones de dólares en pescado de Alaska, y es el principal mercado de exportación de productos pesqueros de ese estado.

De acuerdo con Reuters, Beijing, en respuesta a la decisión de la administración Trump de aplicar impuestos adicionales a los productos chinos, impuso el mes pasado un arancel del 25 por ciento sobre los productos pesqueros del noroeste del Pacífico, incluido el pescado de Alaska, en un ojo por ojo que ha engullido a los dos países más grandes del mundo.

Los resultados podrían ser “devastadores” para la industria pesquera de Alaska, el mayor empleador del sector privado del estado, dijo Frances Leach, directora ejecutiva de United Fishermen of Alaska, el mayor grupo comercial de pesca comercial de la entidad estadounidense.

“Este no es un mercado fácilmente reemplazado”, dijo. Si la guerra arancelaria continúa, “lo que va a pasar es que China simplemente dejará de comprar pescado de Alaska”.

Para la industria pesquera de Alaska, el momento no podría ser peor. El estado ha trabajado durante años para atraer el mercado chino, y hace sólo dos meses, el gobernador Bill Walker dirigió una misión comercial de una semana a China en la que la industria pesquera estaba fuertemente representada.

Los compradores chinos están interesados ​​en productos “limpios, naturales y orgánicos”, dijo Zoi Maroudas, fundadora de una compañía de alimentos para bebés con sede en Anchorage, que vende productos pesqueros. Pero los precios más altos podrían empujar a los consumidores chinos a productos de países competidores como Rusia y Noruega.

En tanto, se espera que los agricultores en el Medio Oeste de Estados Unidos reciban un paquete de ayuda agrícola de 12 mil millones de dólares, como resultado de los aranceles que están afectando a la soja y otros agricultores.

No hay comentarios